ALIMENTOS QUE TE AYUDARÁN A SER MÁS FÉLIZ

Existen pocas dudas de que para mantenerse saludable y feliz es recomendable alejarse al máximo del estrés y los nervios. Aquellas personas que viven en un estrés continuo, raramente disfrutan de los aspectos positivos que las rodean, y habitualmente sufren de insomnio, irritabilidad, cambios de humor, inquietud y preocupación. Pues bien, te recomendamos una serie de alimentos naturales para calmar tus nervios, enfrentarte a los problemas con más energía y optimismo y encontrarte más saludable.

En general, los alimentos que dan sensación de bienestar y relajación son aquellos que contienen una alta dosis de triptófano, un aminoácido esencial a partir del cual se sintetiza la serotonina. La serotonina, también conocida como “la hormona de la felicidad”, es un neurotransmisor que produce en nuestro cuerpo la sensación de bienestar y autocontrol que todos necesitamos. Cuando nuestro cerebro segrega serotonina nos encontramos más positivos y menos estresados.

Desde luego, estos alimentos no van a solucionar nuestros problemas nerviosos, pero si van a ayudarnos a enfrentarnos a ellos con positividad y energía. Así, los alimentos indicados a continuación, no sólo aportan triptófano, sino que, por su composición y combinación con otros nutrientes (vitaminas del grupo B, magnesio, etc) permiten que nuestro sistema nervioso funcione correctamente y favorecen el despertar de nuestro buen humor.

 

Alimentos que alegran el día

· Las legumbres tienen un perfil nutricional adecuado para el buen humor ya que aportan fibra, proteínas vegetales, vitaminas B1, B3, B6, B9 y magnesio. Estos nutrientes se relacionan con el buen funcionamiento del sistema nervioso y un aporte adecuado de los mismos, reduce el decaimiento y mejora el estado de ánimo. Además, son fuente de triptófano. Asimismo, ejercen un efecto saciante, lo que se traduce en una reducción de la necesidad de picar, que tan habitualmente tenemos en momentos de estrés o nerviosismo.

· Los cereales integrales. La producción de insulina asociada al aumento de la glucemia (niveles de azúcar en sangre) tras la ingesta de cereales integrales, hace que las neuronas cerebrales sean más receptivas al triptófano y éste pueda ejercer su efecto relajante como precursor de la serotonina. Además de mantenernos de buen humor, es una buena forma de mantener relativamente constante el nivel de azúcar en sangre, cuidar nuestra salud y no ganar peso en el proceso. Cabe resaltar que las fluctuaciones en el nivel de azúcar en sangre que causarían los azúcares refinados se asocian a variaciones anímicas y no a una estabilización del estado de ánimo.

· El chocolate puro. La feniletilamina, un derivado de la fermentación de los granos de cacao, es responsable de elevar el nivel de azúcar en sangre y tiene un efecto estimulante del sistema nervioso central. Además, la teobromina que contiene el chocolate, especialmente el negro, es una sustancia similar a la cafeína que mejora el rendimiento físico y mental y ejerce un efecto vasodilatador y diurético. Es altamente recomendable en una dosis moderada, en casos en los que el estrés cause decaimiento y malhumor. El efecto antiestrés del chocolate se completa con el elevado contenido en magnesio del mismo.

· La raíz de maca. Es un reconstituyente físico y mental. Debido a sus características adaptógenas, te previene y te protege frente al estrés, el cansancio y la ansiedad.

· La piña es otro alimento asociado al bienestar físico y mental. Es un perfecto aliado frente al control de peso, la saciedad y el estreñimiento por su elevado contenido en fibra. Además, es rica en minerales como el fósforo, el magnesio y las vitaminas B y C, relacionadas con la tranquilidad, la concentración y el buen humor. Contiene triptófano, generando una optimista vitalidad.

· Las semillas de lino. Los alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3, contribuyen al normal funcionamiento del sistema nervioso y a mantener un estado mental positivo en general. Tómalas en tus ensaladas, junto con cereales o yogures y mantén a raya el estrés.

Las nueces nos brindan la ayuda perfecta para resolver la inquietud. Por un lado, nos aportan ácidos grasos esenciales como el Omega-3. Por otra parte, los carbohidratos de liberación lenta que contienen, nos evitarán lanzarnos sobre alimentos poco saludables. Por último, ayudan a la concentración, rendimiento académico y buen funcionamiento del sistema nervioso por su contenido en fósforo, magnesio y vitaminas del grupo B. Además, combinándolas en cantidades moderadas con otros frutos secos como los pistachos, los anacardos, las almendras, etc. aportarán al organismo diferentes nutrientes saludables.

· El polen de flores. Además de sus maravillosas propiedades reconstituyentes y revitalizantes, debido a su composición, su uso es muy aconsejable en personas con depresión, irritabilidad, nerviosismo, ansiedad y astenia o apatía, entre otros muchos usos. Además, se encarga de que no suframos desequilibrios nutricionales.

 

Mel i Salut recomienda:

Además de llevar una dieta equilibrada, adecuada a cada persona y realizar ejercicio físico moderado, adaptado a las circunstancias personales de cada uno, desde Mel i Salut te recomendamos un perfecto aliado frente al estrés, el Relaxán. Es ideal para aliviar los síntomas del nerviosismo, la ansiedad y el estrés de manera natural. También es perfecto para combatir los trastornos del sueño y las alteraciones de la salud relacionadas con el estrés, como pueden ser algunas alteraciones digestivas (diarrea, gases, estreñimiento, acidez y pesadez de estómago) y las migrañas tensionales.

Combina plantas como la pasiflora, la valeriana, el espino blanco, el lúpulo y el azahar. Las flores y las hojas de la pasiflora son las responsables de su acción sedante, antiespasmódica y somnífera. Induce el sueño de forma natural sin producir una somnolencia profunda, por lo que se puede tomar durante el día sin necesidad de acostarse inmediatamente, con la finalidad de relajarse. Gracias al conjunto de componentes activos de la valeriana, actúa contra el insomnio y permite que la persona concilie el sueño con más facilidad. Además, ayuda a controlar los estados de nerviosismo y las taquicardias. Asimismo, su efecto calmante ayuda a controlar los nervios estomacales y las cefaleas o migrañas causadas por el estrés. El espino blanco se emplea para el cuidado del corazón y las arterias. Ejerce un efecto vasodilatador y cardiotónico, por lo que es muy recomendable su uso para prevenir y tratar problemas de taquicardias, palpitaciones, arritmias y hipertensión arterial, que pueden ir asociados al estrés. Tiene a su vez, propiedades sedantes y mejora el insomnio. Entre los componentes tranquilizantes del lúpulo, vale la pena mencionar el ácido isovalérico y las sustancias que contiene su aceite esencial, como el limoneno o el eugenol. Es ideal para tratar la ansiedad y las manifestaciones que tienen en la mayoría de ocasiones un origen nervioso, como la angustia, la inquietud, los espasmos musculares, la rigidez, las palpitaciones y las alteraciones digestivas. El azahar o flor del naranjo, se utiliza por sus propiedades sedantes y ansiolíticas.

Se utiliza en casos tanto de estrés y tensión nerviosa, como de depresión y desequilibrio anímico. La combinación de estos 5 ingredientes naturales que forman el Relaxán, lo convierten en un producto cuya efectividad mejora considerablemente en conjunto, frente al uso por separado de cada una de las plantas. Toma de 4 a 6 cápsulas al día junto con un vaso de agua. En vez de aceptar el estrés y terminar acostumbrándote a vivir la vida de esta forma, toma el camino correcto, calmando tus nervios con Relaxán. ¡Y mantén a raya el estrés!

Los comentarios están cerrados.