BENEFICIOS DE LA APITERAPIA

La Apiterapia con la inoculación de Apitoxina, es una técnica milenaria que regresa hoy en día debido a que sus beneficios y aplicaciones son múltiples y las contraindicaciones escasas. Es por ello que utilizar picaduras de abeja para curarse y/o ganar salud va siendo una técnica cada vez más solicitada y reconocida. Veamos a continuación por qué.

 

Qué es la Apiterapia

La Apiterapia es una alternativa natural que consiste en el uso terapéutico de los productos derivados de la colmena (Jalea Real, Polen de Flores, Propóleo, Miel y Cera de abeja), así como la inoculación del veneno de abeja, conocido como Apitoxina, a través de su aguijón. En cualquiera de los casos, el objetivo final es común: mejorar la salud del paciente, así como su calidad de vida, deteniendo el avance de los síntomas de la enfermedad.

La Apiterapia es una técnica milenaria. De hecho, ya Hipócrates, el padre de la medicina occidental, trataba su reumatismo con Apitoxina y el emperador Carlomagno usaba el veneno de abeja para tratar sus ataques de gota. En 1935 se dan los primeros pasos a la Apiterapia moderna, coincidiendo con la publicación del libro “Bee Venom Therapy” (Terapia con veneno de abejas) del Doctor Bodog F. Beck, considerado el mejor libro escrito de Apiterapia y donde se relatan los fundamentos de esta técnica.

 

¿Para que se recomienda la Apiterapia con Apitoxina?

La Apitoxina tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, vasomotoras e inmunoestimulantes, principalmente. Sus aplicaciones en el ámbito de la Apiterapia son enormes, pero mencionamos a continuación las más destacadas: Artritis reumatoide, Artrosis, Psoriasis, Lupus Erimatoso, Herpes, Síndrome de Sjögren, Esclerosis Múltiple, Polimiositis, Dermatomiositis, Policondritis, Vasculitis, Poliarteritis, Polimialgia reumática, Síndrome de Reiter, Síndrome de Behcet, Espondilitis Anquilosante, Diabetes Mellitus, Síndrome de Guillain-Barré, Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa, Vitiligo, Hernias Discales, Espondilosis Cervical, Lumbalgias, Hipertensión, Espolones del Talón, Sinusitis, Bursitis del Talón de Aquiles, Tendinitis, Tendinitis, Codo del Tenista, Tendinitis del Manguito Rotador, Diverticulosis, Síndrome del Túnel Carpiano, etc.

 

Beneficios de la Apiterapia con Apitoxina

El motivo por el que la Apitoxina es utilizada para el tratamiento de numerosas dolencias a través de su inoculación se debe a su extraordinaria composición y a los beneficios que aporta. Entre sus componentes, nos encontramos con el Péptido 401, cuyo efecto antiinflamatorio es 100 veces mayor que la hidrocortisona. Asimismo, contiene Melitina, un oligopéptido que constituye entre un 40 y un 60% del veneno de abeja en seco y que destaca por su actividad antimicrobiana y antiinfecciosa. Es resposable del dolor y el picor del Veneno de abeja, así como de la estimulación de la pituitaria para liberar la hormona ACTH, que estimula las glándulas suprarrenales para producir cortisona. Esta liberación de corticosteroides es responsable de un desencadenante de reacciones para la autocuración. Además, contiene Apamina y otras enzimas como la Hialuronidasa, Fosfolipasa A2, Adolapina, etc.

La práctica de la Apiterapia con Apitoxina para el tratamiento de diversas enfermedades o dolencias está en auge en la actualidad en el mundo, ya que cada vez van aumentando el número de testimonios que relatan mejorías alentadoras y de pacientes que buscan alternativas más allá de la medicina tradicional. De hecho, uno de los mayores beneficios de la Apiterapia mediante la inyección de veneno de abeja es que responde a las necesidades de los pacientes para los que la medicina tradicional no tiene tratamiento o el tratamiento que ofrece es deficitario. En muchas ocasiones, la Apiterapia es utilizada para prevenir el avance de los síntomas de la enfermedad y no tanto para su curación, aumentando así la calidad de vida del paciente.

 

Contradicciones de la Apiterapia con Apitoxina

La principal contraindicación de la Apitoxina es la posibilidad de que exista alergia al Veneno de abeja, lo que prohíbe totalmente este tipo de terapia. Antes de cualquier tipo de tratamiento con Apitoxina es necesario realizar una prueba de alergia, ya que generalmente este es uno de los principales problemas que pueden surgir. De no realizarse la prueba, el paciente puede sufrir un shock anafiláctico con graves consecuencias si no se controla rápidamente.

Aproximadamente un 4,2% de las personas son hipersensibles al veneno de los himenópteros, incluido el veneno de abeja, por lo que una sola dosis podría resultar letal. La reacción alérgica no siempre se presenta de igual forma en todos los pacientes, por eso es tan importante realizar previamente a la aplicación de la Apitoxina, un test de tolerancia consistente en un examen de inmunoglobulinas en el laboratorio, mediante el procesamiento de una muestra de sangre extraída al paciente. Esta prueba se conoce como igE específica para el veneno de abeja.

Posteriormente en la consulta, y una vez realizado el examen anterior, siendo su resultado negativo, se realiza un nuevo test mediante la aplicación en el antebrazo de una dosis mínima del veneno de abeja. Si no se produce ninguna reacción entonces el paciente podrá someterse al tratamiento con Apitoxina con total seguridad.

 

Otros productos de Apiterapia para mejorar tu salud

La utilización de la Apitoxina en los tratamientos de Apiterapia no es la única alternativa. Desde Mel i Salut os ofrecemos otras alternativas de Apiterapia o terapia con productos de la colmena, además de la inoculación con Apitoxina. De hecho, nuestra línea de productos de Apiterapia es un claro ejemplo del espíritu de la empresa, una fusión entre la innovación, la tradición y la calidad. Dentro de la línea de Apiterapia de Mel i Salut encontrarás productos exclusivos con ingredientes 100% naturales, cuya composición, cuidadosamente estudiada y seleccionada, incluye la mejor selección de mieles españolas enriquecidas con lo mejor de la colmena, como el Polen de Flores, el Propóleo y la Jalea Real. El resultado final sorprende a tu paladar y beneficia a tu salud. Algunos ejemplos de la Apiterapia que puedes encontrar en Mel i Salut son:

· ApiEnergy: Miel de Azahar crema con Jalea Real, Polen y Propóleo “Energía 100% Natural”.

· Jarabe de Miel CaseroMiel de Bosque con Propóleo, Eucaliptus y Zumo de limón.

· Apichoc: Miel de Azahar con cacao y Jalea Real “Energía 100% Natural con sabor a chocolate”.

· Apirelax: Jarabe de Miel de limón con melisa y pasiflora “Relax 100% Natural”.

· Apichufa: Miel de Azahar cremosa con chufas.

· Apisport: Miel, Ginseng Rojo, Guaraná, Jalea Real y zumo de limón.

· Apivitality: Miel de Azahar con Jalea Real “Vitalidad 100% Natural”

· Apipower: Miel de Azahar cremosa con Polen de Flores “Poder 100% Natural”.

· Apiprotection: Miel de Bosque con Propóleo Natural “Protección 100% Natural”.

Introduce la Apiterapia en tu vida y consigue una vida más sana.

 

Si quieres probar los beneficios de la Apiterapia, no lo dudes y coge cita en nuestra tienda Mel i Salut de Cardenal Benlloch 85 o llama al teléfono 96 354 51 98 para pedir información.

Los comentarios están cerrados.