BENEFICIOS DEL PROPÓLEO DURANTE TODO EL AÑO

El Propóleo

El Propóleo o Própolis, significa “Defensor de la cuidad”, debido a su función como protector de la colmena frente a posibles infecciones. El Própolis es una resina de composición compleja que las abejas forman a partir de las resinas de diferentes vegetales y que utilizan en la construcción, reparación y protección de la colmena. Las abejas son las “responsables” de rellenar las celdillas de su colmena con propólis y asegurar la protección frente a posibles invasores. En la actualidad en el terreno herbodietético, el Propóleo se utiliza por sus excelentes y múltiples propiedades para la salud, como suplemento dietético. De todas estas propiedades beneficiosas que se le atribuyen, destaca sobre todo su actividad antibiótica, antiinflamatoria y analgésica, por lo que está especialmente indicado para prevenir y tratar cualquier afección que requiera aumentar las defensas del organismo, así como mejorar su resistencia frente a posibles infecciones. El motivo de sus preciadas propiedades está en los ingredientes naturales que lo componen. Su composición es extremadamente compleja y variable, sin embargo, presenta de manera constante resinas, bálsamos, ceras, aceites esenciales, vitaminas, minerales, enzimas, etc. La clave, según múltiples estudios, se encuentra principalmente en los flavonoides, que agrupan un elevado contenido de compuestos biológicamente activos. De éstos, cabe destacar la acción de la galangina, principio activo responsable de su potente acción antibiótica.

 

Características del Propóleo

          · Acción Antibiótica y Antimicrobiana: Esta actividad también se debe a la galangina y a otros componentes como los ácidos caféico, ferúlico y salicílico. El propóleo actúa esencialmente por inhibición de la división celular, que provoca que se detenga el crecimiento y la progresión de los gérmenes. También se producen otros mecanismos mediante los cuales se detiene la proliferación de virus, bacterias y parásitos.

          · Acción cicatrizante y Regeneradora: se debe a que el propóleo provoca la estimulación de los procesos de regeneración tisular y de cicatrización. Esta propiedad se debe en parte, a la presencia de aminoácidos como la prolina y la arginina, que participan en la síntesis de colágeno, acelerando así la regeneración y reparación de la piel.

          · Acción Antioxidante: está vinculada a los polifenoles y a los flavonoides, así como a los numerosos oligoelementos y minerales del Propóleo.

          · Acción Antiinflamatoria, debido a que inhibe determinadas reacciones enzimáticas que intervienen en la formación de las prostaglandinas, moléculas implicadas en la inflamación.

          · Acción Inmunoestimulante: El Propóleo también estimula la formación de macrófagos, e inhibe la síntesis de los eicosanoides, cuya finalidad es la activación de los mecanismos de defensa naturales, motivo por el cual el propóleo es conocido por aumentar las defensas del organismo.

 

¿Para que tomar Propóloeo?

Debido a su gran variedad de usos y propiedades, la ingesta de propóleo es útil durante todos los meses del año. Sus aplicaciones son múltiples: está indicado para la prevención y tratamiento de resfriados comunes, faringitis, laringitis, anginas, sinusitis, rinitis, amigdalitis, afonía, dolor de garganta, tos, gripe y cualquier afección de las vías respiratorias. Asimismo, su uso está recomendado para prevenir y tratar el dolor e inflamación de oídos, alteraciones de la salud bucal tipo gingivitis y/o llagas o aftas bucales, alteraciones del tracto gastrointestinal causadas por parásitos y para el tratamiento o el cuidado de la piel (acné, herpes, psoriasis, eczemas, grietas), entre otros muchos usos. Lo puedes encontrar en Mel i Salut en diversos formatos: extractos, sprays, jarabes, comprimidos, con miel, etc.

¡¡No lo dudes. Toma propóleo y te beneficiarás de sus efectos todo el año!!

 

Los comentarios están cerrados.