COMO CALMAR LA IRRITACIÓN DE GARGANTA DE FORMA NATURAL

Causas de la Irritación de garganta

Nuestra garganta, conocida técnicamente como faringe, es la principal vía de entrada tanto de alimentos como de aire a nuestro organismo. Los alimentos continúan por el esófago hasta el estómago y el aire va por otro conducto que es la tráquea hasta los pulmones. Al estar tan expuesta, la garganta se puede ver afectada por diferentes factores, podemos sentir malestar debido a las siguientes causas:

          · Infecciones virales o bacterianas.

          · Alergias que pueden inflamar la garganta.

          · Sequedad ambiental por falta de humedad debido a los aparatos de aire acondicionado, o sequedad cuando despertamos por la mañana al respirar por la boca (con frecuencia a causa de una congestión nasal crónica). Esta falta de humedad provoca que la garganta esté áspera e irritada.

          · Sustancias Irritantes. La contaminación del aire en el exterior puede provocar una irritación continua de la garganta. El humo de tabaco o el uso de productos químicos pueden causar un dolor de garganta crónico. Tomar alcohol y comer comidas picantes también pueden irritar la garganta.

          · Tensión muscular. Podemos poner tensos los músculos en la garganta al gritar, como durante un evento deportivo, o al cantar. También hablar muy alto o hablar por períodos largos sin descansar pueden irritar la garganta. Por eso, los cantantes y personas que imparten clases como los docentes son bastante propensos a padecer irritación de garganta.

          · Enfermedad de reflujo gastroesofágico. Esta enfermedad es un trastorno del sistema digestivo en el que los ácidos u otros contenidos del estómago retroceden al esófago. Otros signos o síntomas pueden incluir acidez estomacal, ronquera, regurgitación del contenido del estómago y la sensación de tener un bulto en la garganta.

La Faringitis

La faringitis es la inflamación de la mucosa que reviste la faringe, que se manifiesta sobre todo con dolor, pero puede aparecer también picazón en la garganta, amígdalas inflamadas, molestias al deglutir e incluso puede producir fiebre más o menos elevada.

Las causas pueden ser cualquiera de las que hemos visto anteriormente, aunque la gran mayoría de las veces, la faringitis está producida por algún virus común, y en este caso puede aparecer además del dolor, mucosidad o congestión nasal, tos, dolor de cabeza, ronquera, décimas de fiebre o dolores musculares.

Se denomina faringitis aguda cuando aparece puntualmente, debido sobre todo a virus o a bacterias comunes, dura unos días y luego desaparece; suele darse sobre todo en niños de entre 5 y 15 años mayormente. Se puede desarrollar faringitis crónica a partir de la faringitis aguda recurrente, donde las infecciones aparecen y desaparecen en el lapso de una semana. También puede producirse debido a una inflamación crónica provocada por el abuso del alcohol, el uso en exceso de la voz y fumar de forma muy continuada.

Podemos prevenir esta irritación de garganta siguiendo algunas pautas saludables como: huir de los cambios bruscos de temperatura, lavarse las manos con frecuencia, evitar el tabaco, abrigarnos bien y taparnos con bufanda la zona del cuello; no debemos olvidar de hidratarnos correctamente y tomar alimentos ricos en vitamina C.

Como aliviar el dolor de garganta

          · Mantenernos hidratados, beber mucha agua, ya sea mineral o a través de infusiones o sopas tibias a lo largo del día, así mantenemos la garganta hidratada y dolerá menos

          · Tomar miel con limón. La mezcla de miel con limón es un remedio antiguo para aliviar la irritación de garganta.

          · Tomar una infusión de manzanilla, es ideal para estos casos ya que combate la bacteria, relaja los músculos de la garganta, y es un analgésico natural.

          · Usar humidificadores en el hogar para evitar la sequedad de las mucosas.

          · Tomar caramelos es una buena manera de mantener la garganta hidratada gracias a la saliva. Los ideales son de miel y/o limón, eucaliptus y propóleo.

          · Tomar jarabes a base de hierbas.

          · Tomar analgésicos para disminuir el dolor, aunque la opción del propóleo es más saludable, se trata de un producto que elaboran las abejas y que es muy rico en oligoelementos, aceites esenciales y bioflavonoides, componentes que tienen propiedades balsámicas y antisépticas.

          · Descansar. Si el dolor de garganta es debido a una infección, lo mejor que se puede hacer es descansar y dejar que el cuerpo se recupere.


Las mejores infusiones para el dolor de garganta

Cualquier infusión de hierbas tomada con agua tibia nos puede ir bien porque al calentar suavemente nuestra garganta ya se produce alivio del dolor y la irritación. Vamos a ver a continuación cuáles son las más recomendables:

          · Infusión de menta con miel, ya que purifica la garganta combatiendo el dolor.

          · Infusión de jengibre para combatir la inflamación ya que posee propiedades antinflamatorias que ayudan a aliviar el dolor de garganta.

          · Infusión de llantén, es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias muy eficaz para aliviar el malestar y la irritación de la garganta.

          · Infusión de eucalipto, planta medicinal muy utilizada para combatir diversas enfermedades respiratorias debido a sus propiedades expectorantes, y puede ser utilizado en forma de té, aceite esencial o en forma de vapor para su inhalación.

          · Zumo de naranja, ya que es rico en Vitamina C y actúa como antiinflamatorio, disminuyendo así los síntomas de la gripe y el resfriado común.

En todas las tisanas o infusiones que tomemos es ideal endulzarlas con miel, ya que aporta propiedades antisépticas y desinfectantes y además contribuirá a suavizar la garganta

Es muy aconsejable además de tomar estos líquidos, hacer gárgaras con miel y limón y también con salvia y sal marina. Este último es un excelente remedio casero para el dolor de garganta, debido a que la salvia tiene propiedades astringentes que alivian el dolor y la sal marina posee propiedades antisépticas que ayudan a la recuperación del tejido inflamado.

Hay dos preparados naturales a base de miel:

          · El primero es ApiJengibre que está elaborado con miel de azahar crema, jengibre y zumo de limón, que es perfecto para infusiones con leche o agua e ideal para la irritación de garganta.

          · El otro preparado es nuestro famoso Jarabe de Miel Casero elaborado con miel de bosque con propóleo, infusión de hojas de eucalipto y zumo de limón. Este jarabe casero es perfecto para tomar de 2 a 3 cucharadas al día directamente sin mezclar con nada. Calma mucho la tos, tiene efecto balsámico y alivia cualquier molestia de garganta.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados