EL ARNIKA

La Flor del Árnika

El Árnika, también conocida popularmente como tabaco de montaña, es una planta muy apreciada, porque sus compuestos tienen interesantes propiedades nutricionales.

Pertenece a la familia de las compuestas y es originaria de Europa. Llega a alcanzar medio metro de altura, su tallo es velludo y de color verde claro, sus hojas son bastante gruesas y tiene una gran flor de color amarillo anaranjado, muy parecida a una margarita. Además, desprende un fuerte aroma.

La composición del Árnika dependerá en gran medida de su hábitat y se deberán de tener en cuenta aspectos como los insectos, el sol, el ph del suelo, etc. ya que la mayor parte de las moléculas que segrega las utiliza para protegerse de los animales, bacterias, hongos y radiaciones solares.

Su recolección está regulada debido a que es una especie protegida y se realiza desde principios de junio hasta finales de julio, época en la que la planta está en flor.

Propiedades del Árnika

El Árnika tiene propiedades muy importantes como:

· Propiedades analgésicas:

          · Alivia el dolor de traumatismos, torceduras, golpes o pequeñas lesiones.

· Propiedades antiinflamatorias:

          · Elimina moratones y previene su aparición.

          · Estimula la circulación de la sangre y reduce la hinchazón.

· Propiedades antibacterianas:

          · Combate los hongos.

          · Regula la grasa de la piel y el cuero cabelludo, por lo que puede ayudar a reducir la alopecia.

          · Mejora el aspecto de la piel y ayuda a combatir el acné.

          · Como aceite, facilita la buena cicatrización de heridas.

          · En lavados, alivia el picor vaginal.

          · Reduce el dolor en caso de distensiones musculares.

          · Es adecuada en caso de dolores por artritis reumatoide.

Beneficios del Árnika

Algunos estudios muestran que además de las utilidades más conocidas como las de aliviar el dolor, la hinchazón y los moratones, el Árnika también puede ser útil para tratar el dolor y la hinchazón propios de la post-cirugía, aliviándolos de manera leve pero significativa.

Además, gracias a sus propiedades antibióticas, también ayuda en la lucha contra problemas bucales mediante enjuagues y gárgaras, teniendo siempre precaución de no tragar ni ingerir el producto.

Usos del Árnika

Las diferentes partes de la planta de Árnika han sido, desde hace siglos, muy utilizadas en preparaciones medicinales. Se dice que esta poderosa hierba es útil para:

          · Aliviar el dolor muscular: El Árnika es conocido como un analgésico natural. De hecho, es el más recomendado para los dolores corporales causados por trauma, cirugía o inflamación. Es una alternativa más segura que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos u otros analgésicos.

          · Reducir la hinchazón: El Árnika es conocido por su capacidad para ayudar a reducir la hinchazón, especialmente la causada por esguinces, fracturas o picaduras de insectos.

          · Promover la curación de moratones y heridas: El Árnika ayuda a acelerar el proceso de curación de moratones y heridas al hacer que el cuerpo produzca glóbulos blancos, que a su vez, limpian la sangre congestionada y dispersan los fluidos atrapados en el área afectada.

          · Proteger contra infecciones: El complejo activo del Árnika le da la capacidad de proteger al cuerpo de diferentes infecciones.

Contraindicaciones

Tanto la toma directa de la planta de Árnika como de su infusión puede resultar muy tóxica, por lo que sólo se recomienda su uso externo.

Sólo se puede ingerir productos que contengan Árnika en los preparados homeopáticos, donde se siguen estrictos controles y protocolos para evitar esa toxicidad, (siempre bajo estricta supervisión facultativa).

El Árnika se emplea en vías cutáneas en forma de crema, pomada, aceite o gel. Debido al potencial que tiene la planta de Árnika, puede suceder que aparezcan reacciones cutáneas en la piel, éstas se caracterizan por la aparición de manchas rojas de mayor o menor tamaño. Además, no se recomienda usar Árnika durante el embarazo y lactancia; o en heridas abiertas o sangrados.

 

El Árnica en Mel i Salut

En nuestras tiendas Mel i Salut podrás encontrar nuestro bálsamo de Árnika, de textura en crema aceitosa que se absorbe fácilmente, dejando un agradable aroma, al mismo tiempo que nos quita el dolor.

El bálsamo está elaborado a base de Árnika, propóleo, romero, alcanfor y aceite de San Juan (hipérico).

Por un lado, el Propóleo actúa como antiinflamatorio, por lo que ayuda a aliviar los dolores causados por la inflamación de los tejidos. El romero ayuda a relajar los músculos (sobre todo los que han estado sometidos a un sobreesfuerzo, golpe, etc). El alcanfor tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antirreumáticas contra los dolores musculares. El aceite de San Juan o Hipérico es otro antiinflamatorio que se aplica con el fin de minimizar las consecuencias de los golpes.

Todos estos ingredientes son naturales, sin colorantes ni conservantes y juntos mejoran las propiedades del Bálsamo de Árnika tanto inflamatorias como analgésicas, por lo que está especialmente indicado en caso de moratones, esguinces, golpes y molestias musculares.

A la hora de aplicarlo deberemos extender el Bálsamo de Árnika mediante un suave masaje en sentido rotatorio, varias veces al día. Recordar, que no se puede aplicar en heridas abiertas.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados