EL MOLESTO HINCHAZÓN ABDOMINAL

A veces te preguntarás porque tu abdomen está menos hinchado al levantarte que al acostarte, incluso puede que tengas dificultad al dormir debido a las molestias. ¿Es porque estas reteniendo mucha agua? ¿Será porque no has ido al baño? Existen diferentes causas que pueden dan lugar a la hinchazón abdominal. En este artículo te hablamos sobre algunas de ellas y como aliviarlas.

La distensión abdominal

La hinchazón abdominal, también conocida como distensión abdominal, se produce cuando se acumula gas en el estómago o intestino, pudiendo llegar a ser doloroso e incómodo. Entre sus síntomas se encuentran el malestar en la zona del abdomen, los ruidos abdominales, la hinchazón, la digestión lenta, la sangre en las deposiciones, las náuseas, los vómitos, la diarrea y en casos graves la fiebre. Las causas pueden ser debido a:

          · Comer demasiado deprisa

          · Fumar

          · Estreñimiento

          · Comer en exceso

          · Aumento de peso

          · Periodos menstruales

          · Otras causas como: Síndrome del intestino irritable o la enfermedad de Crohn.

La retención de líquidos

La retención de líquidos es un problema muy frecuente que suele afectar sobre todo a las mujeres, y uno de los que más preocupa junto con la pérdida de peso. La hinchazón abdominal, suele ocurrir cuando se acumula un exceso de fluidos en el sistema circulatorio o cuando se acumula entre los espacios que existen entre los tejidos y los órganos.

La mala circulación, el estrés, la ingesta de medicamentos, la falta de ejercicio y la alimentación, son factores que pueden llevar a retener líquidos a nivel abdominal. Consumir alimentos ricos en azúcar y sal como las galletas, salsas, patatas fritas, algunas pastas, pan y dulces, también incrementa la retención de líquidos.

La acumulación de gases

En el proceso normal de digestión suelen producirse gases, lo cual es normal. Estos pueden ser eliminados por eructos o flatulencias, aunque puedan resultar incómodos o vergonzosos. Los gases que se generan en el intestino grueso, normalmente se deben a la fermentación que tiene lugar en algunos tipos de alimentos ingeridos, como las fibras vegetales o también llamada fibra dietética. Consumir muchos alimentos que producen gases como la lechuga, la coliflor, bebidas gaseosas o algunas legumbres, puede dar lugar a la hinchazón abdominal.

Comer demasiado rápido, es otra de las causas que puede producirte acumulación de gases, ya que también se ingiere aire. El estómago puede tardar 20 minutos en decirle al cerebro que está lleno, por lo que se puede comer hasta sentirse hinchado e incómodo, antes que el cerebro haya recibido la señal.

Hay que tener en cuenta que, si se sufre esta hinchazón en el estómago o el intestino de manera continua, es posible que se padezca algún tipo de intolerancia como por ejemplo al gluten o la lactosa.

Estreñimiento

Se considera estreñimiento cuando las evacuaciones fecales son iguales o menores a tres veces por semana y el tipo de heces que se realiza son duras y secas.

La ingesta de agua, es una de sus principales causas. Si no se bebe suficiente agua, el cuerpo tiende a reabsorber el agua disponible en otros compartimentos del cuerpo o del procedente de los alimentos para poder mantener su estatus hídrico, por lo que genera retención de líquidos. El agua disponible para otras funciones disminuye, como por ejemplo para favorecer el bolo fecal, dando lugar al estreñimiento, porque las heces no están suficientemente húmedas y empiezan a endurecerse.

Otro de los factores que afecta al estreñimiento, es no seguir una dieta rica en fibra o hacer un uso excesivo de laxantes, que pueden llegar a irritar el intestino.

En Mel i Salut disponemos de productos que pueden ayudarte al estreñimiento, pero sin llegar a irritarlo, como es el lino en perlas, rico en vitamina E y omega 3, un nutriente natural antiinflamatorio. Combinarlo con una ingesta de agua adecuada, puede ayudarte con la hinchazón abdominal.

¿Intolerancias?

Existen algunas enfermedades que pueden provocar más gases de lo habitual, o que los síntomas se incrementen cuando tienes gas en el aparato digestivo. Entre estas enfermedades encontramos:

          · El Síndrome del Intestino irritable (SII), es un trastorno digestivo que presenta síntomas como hinchazón abdominal, dolor abdominal y alteraciones en las heces como diarrea, estreñimiento o ambos a la vez. El SII puede afectar al movimiento de los gases en el intestino produciendo mayor sensibilidad a ellos.

          · La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) tiene lugar cuando el contenido del estómago asciende hacia el esófago debido a que la válvula o esfínter del esófago no funciona correctamente.

          · La enfermedad celiaca, es un trastorno inmunológico que no asimila la proteína (gluten) de algunos cereales como el trigo, centeno, espelta y cebada, entre otros. Cuando se padece la enfermedad celiaca, el gluten daña las paredes del intestino delgado, produciendo entre sus síntomas la hinchazón abdominal.

          · La intolerancia a la lactosa es un trastorno en el que no se puede asimilar la lactosa debido a que no se produce o no se dispone de lactasa (un enzima que rompe la lactosa).  Entre sus síntomas se encuentra la hinchazón abdominal después de comer alimentos como leche o productos lácteos.

          · Otras intolerancias como la intolerancia a la fructosa o al sorbitol. Muchas personas cuando piensan en una intolerancia, piensan en los productos lácteos (ricos en lactosa), pero existen otros tipos de intolerancias como la intolerancia a la fructosa o al sorbitol. Ambos son componentes de muchos alimentos, y como en el caso del sorbitol, se añade como endulzante a productos light, dentífricos, gominolas, chocolates o productos de pastelería.

¿Cómo evitarlo?

Para eliminar este dolor incómodo existen diferentes alternativas como:

          · Reforzar tu musculatura abdominal. Hacer una pequeña rutina de ejercicios para trabajar la zona abdominal, es ideal para activar el metabolismo de los músculos y a la vez quemar grasa.

          · Incrementar alimentos clave para la hinchazón. La fruta fresca y de temporada, aportará agua y fibra. Hay que ir variando el tipo de fruta y comerla con moderación Se recomiendan los cítricos, la piña, el aguacate o la sandía.

          · Eliminar los hidratos de carbono simples. Entre los carbohidratos lo mejor es escoger pasta integral, arroz, legumbres bien cocinadas o pan integral. Además, deberemos evitar consumir productos como la pasta blanca, el pan no integral, dulces o galletas con azúcar.

          · Incluir alimentos diuréticos. Alcachofa, apio, jengibre o hinojo. Añadir también en tu dieta alimentos ricos en potasio como el plátano, el aguacate y los tomates.

          · Reducir los edulcorantes, conservantes y precocinados. Estos son ricos en sal y producen hinchazón abdominal.

Si ya se has incluido muchos de estos alimentos y todavía sigues con la hinchazón abdominal, es posible que necesites alguna ayuda. En Mel i Salut disponemos de algunos complementos que pueden ayudarte con los gases:

          · El Corazón de piña masticable, el carbón vegetal probiótico, la papaya o el aloe vera masticable son comprimidos/capsulas que pueden ayudarte a eliminar los gases del estómago. En el caso del aloe vera te ayudará también a nivel intestinal.

          · Probióticos: son bacterias beneficiosas que trabajan en el intestino y ayudan a mejorar la digestión de la lactosa, el colon irritable y la colitis ulcerosa.

          · El diente de león, la cola de caballo o la alcachofa son comprimidos que ayudan a eliminar el líquido retenido en el organismo, el cual facilita la hinchazón abdominal.

          · El magnesio, ayuda a reducir la retención de líquidos, sobre todo en mujeres con síndrome premenstrual. Se puede tomar en comprimidos, en forma de quelato de magnesio.

          · El té verde es un diurético que se puede utilizar si no se sufre sensibilidad a la cafeína ni ninguna otra contraindicación.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados