LA NO DIETA

Tras el verano, hay que volver a la rutina y volver a ponernos en forma. Recuperar un estilo de vida saludable después de las vacaciones es necesario para perder esos kilos de más que nos hemos puesto con los excesos veraniegos.

“Ponerse a dieta” tras el verano, puede suponer un esfuerzo que muchos no pueden llevar a cabo. Para llevar un estilo de vida saludable no es necesario estar a dieta sino seguir “la alimentación intuitiva” o más conocida como “la no dieta”. Desde Mel i Salut te explicamos en qué consiste y como conseguirla.

La alimentación intuitiva

La alimentación intuitiva o la no dieta es un concepto diferente al significado de dieta, y surge debido al fracaso de los regímenes y dietas convencionales. La prohibición o limitación excesiva de alimentos, provoca que se abandonen las dietas y se vuelva a la alimentación no saludable que ocasiona numerosos trastornos.

La conocida alimentación intuitiva o la no dieta se basa en comer haciendo caso a las necesidades fisiológicas y psicológicas del cuerpo: hambre, plenitud, sensación de bienestar corporal, placer producido por el alimento ingerido…

No se trata de comer sin límite y todo lo que se quiera, sino que es un proceso que se debe implementar lentamente y siguiendo unos consejos y reglas básicas.

No cuentes calorías y equilibra los nutrientes

En la no dieta o alimentación intuitiva se debe abandonar el concepto de dieta o régimen. No son tan importantes las calorías, sino la calidad de los alimentos que se ingieren. Una ingesta de alimentos saludables (frutas, verduras, legumbres…) aportará al organismo los nutrientes necesarios para sentir energía y bienestar corporal, independientemente de las calorías aportadas. El contaje de calorías en la no dieta se debe eliminar y los platos se deben de componer de alimentos saludables, completos y equilibrados en nutrientes, que nos hagan sentir bien.

Compensación y moderación

La no dieta invita a la moderación en el consumo de alimentos menos saludables. Darse un capricho de vez en cuando, para saciar nuestras necesidades sin sentirse culpables está bien, siempre que sea con moderación y compensando después con la ingesta de alimentos saludables. El prohibir ciertos alimentos puede llevar a obsesionarnos con ellos y al fracaso de las dietas. Hay que comer de todo, con moderación, siempre respetando las necesidades del cuerpo, sabiendo que los alimentos saludables son los que nos hacen sentir bien y prefiriendo la ingesta de estos.

Compra solo lo necesario

La no dieta recomienda comprar sólo los alimentos necesarios. Comprar en abundancia y tenerlo guardado en la despensa supone una tentación a la hora de consumir alimentos menos saludables. Se recomienda comprar sin hambre o habiendo comido antes, para evitar comprar alimentos perjudiciales: bollería, precocinados, gominolas… Haz la lista de la compra antes de salir de casa, basándote en comprar únicamente, lo que realmente hace falta.

Pon en el plato la porción justa

Llenar los platos en abundancia hace que ingiramos más cantidad de alimento del necesario. Lo mejor es poner en el plato la porción justa para sentirnos saciados, y en el caso de quedarnos con hambre, añadir más cantidad.

Cuando tengas hambre come, pero respeta tu saciedad

La no dieta no se basa en comer cantidades excesivas o llenarse hasta no poder más. La dieta intuitiva se basa en reconocer las necesidades del cuerpo, por lo que cuando se tenga hambre hay que comer, pero una vez esa sensación haya pasado, hay que parar, ya que el cuerpo ya está saciado y ha comido lo que necesitaba. Comer lo necesario nos hará sentir bien y más vitales. Comer en exceso, sobrepasando la saciedad, nos hará sentir menos activos y pesados.

Hidrátate

La ingesta de agua es necesaria en la alimentación intuitiva. Se debe ingerir al menos 1,5 o 2 L de agua al día, repartidos a lo largo del día. Una ingesta adecuada de agua nos hidratará y no hará sentir mejor, a la vez que nos ayudará a calmar el hambre. La poca ingesta de agua nos hace sentir menos vitales y cansados.

Complementos dietéticos

En la no dieta te puedes ayudar con complementos dietéticos naturales para conseguir tus objetivos. Desde Mel i Salut te recomendamos:

          · Esbelt plus: nuestro producto estrella, contiene diferentes ingredientes: guaraná, extracto de té verde, nopal, cetona de frambuesa, piña, papaya y extracto de orujo de uva. Por una parte, el guaraná y la cetona de frambuesa actúan como quemagrasas. El té verde y la piña depuran el organismo a la vez que eliminan la retención de líquidos. La papaya mejora la digestión y el extracto de orujo de uva actúa como antioxidante. Además, el nopal que contiene nos ayudará a saciarnos. Se recomienda tomar de 4 a 6 cápsulas al día, repartidas, media hora antes de las comidas.

          · Glucomanano: el glucomanano es una fibra que al hidratarse se hincha y aumenta su volumen. La toma de glucomanano junto con agua hará que este se hinche y nos produzca sensación de saciedad, ayudando a controlar el hambre. Además, al tratarse de una fibra, ayuda al tránsito intestinal. Está en formato cápsulas y se recomienda la toma de 2-3 cápsulas antes de las comidas con un gran vaso de agua, 2-3 veces al día.

          · Chitosan:  se recomienda tomar chitosan antes de comidas copiosas o poco saludables, ricas en grasas. El chitosan es una fibra de origen marino que capta parte de las grasas de los alimentos menos saludables, impidiendo que se absorban y asimilen, eliminándolas posteriormente.  La toma de 2 cápsulas de chitosan antes de las comidas copiosas y saludables, evitará el excesivo aumento de peso y nos hará sentir menos pesados.

Practica ejercicio

La realización de ejercicio es necesario para seguir “la no dieta”. La práctica de ejercicio de forma regular, nos ayudará a conseguir nuestro objetivo, a sentirnos mejor y a compensar los excesos con la comida. El deporte debe ser acorde a las características y posibilidades personales: caminar diariamente, natación, deportes en equipo… cualquier deporte ayudará en el control del peso y el estilo de vida saludable. Además, los ejercicios y deportes de meditación y relajación como el yoga o pilates ayudarán a controlar la sensación de hambre.

Así que ya sabes, si no quieres seguir una dieta estricta, te recomendamos que sigas las reglas de la no dieta. En nuestras tiendas Mel i Salut encontrarás productos para ayudarte con la alimentación intuitiva, y además nuestr@s dietistas te asesoraran y aconsejaran para que lleves un estilo de vida saludable.

2 Respuestas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados