PROPIEDADES COSMÉTICAS DE LA MIEL

La miel ha sido utilizada desde hace muchos años como edulcorante natural y para tratar diferentes patologías como resfriados, gripes, dolor de garganta… Otro uso que se le da a la miel desde hace muchísimos años, aunque menos conocido que el de edulcorante, es un uso cosmético. Debido a su composición, la miel tiene numerosas propiedades cosméticas tanto para la piel, como para el cabello.

 

Beneficios de la miel en la piel

Uno de los usos tradicionales de las propiedades cosméticas de la miel, ha sido utilizarla para la curación y la cicatrización de heridas, debido a sus propiedades antimicrobianas, antisépticas y cicatrizantes. Aplicar una capa de miel en heridas superficiales, facilitará la curación y cicatrización de las mismas, evitando también que se quede la marca de la cicatriz.

La miel contiene antioxidantes de forma natural, lo que ayuda a regenerar la piel dañada por radicales libres, contaminación y exposición solar…evitando el envejecimiento prematuro de la piel. La miel es capaz de retener humedad, manteniendo la piel hidratada, y junto con las vitaminas y minerales que contiene, nutre la piel y la mantiene en buen estado, aportándole suavidad y luminosidad. También es utilizada como after sun para regenerar y rehidratar la piel después de la exposición solar.

La podemos aplicar directamente en las zonas deseadas, dejándola actuar unos 10 o 15 minutos, para posteriormente aclararla con agua tibia. Aplicaremos la miel de 2 a 3 veces por semana, para lograr una piel hidratada y nutrida.

La aplicación de miel por medio de masajes también reduce la celulitis. Para esto, una vez por semana aplicaremos miel en las zonas con celulitis (nalgas, cadera…) y realizaremos un masaje de 15-20 minutos presionando y arrastrando con las yemas de los dedos.

 

Propiedades de la miel para el  rostro

Las propiedades cosméticas de la miel también se pueden aprovechar para la piel del rostro. Es muy útil contra los problemas de acné. Debido a las sustancias antimicrobianas y al peróxido de hidrógeno que contiene, elimina la suciedad y las bacterias propias del acné. Además abre los poros, facilitando su eliminación. Se recomienda aplicarla una vez por semana en todo el rostro o en las zonas más problemáticas.

Actúa como hidratante en profundidad, haciendo que la piel luzca suave  y luminosa. El contenido en vitaminas A, C y E, junto con otros antioxidantes,  protegen a la piel del rostro del envejecimiento prematuro y de la aparición de arrugas, haciendo que la piel luzca joven por más tiempo. Además, aplicada alrededor de los ojos, disminuye las ojeras y mejoras las arrugas de expresión.

Se puede aplicar miel en forma de mascarilla a continuación de lavarse la cara, dejándola actuar entre 10 y 15 minutos. Después la retiraremos con agua tibia. La piel lucirá hidratada, suave y luminosa.

 

 

Beneficios de la miel en el cabello

Nuestro cabello se ve perjudicado a diario por el sol, el estrés, la contaminación, secador, planchado, tintes…haciendo que este se caiga, esté débil o con mal aspecto.

Otra aplicación de las propiedades cosméticas de la miel es para el cabello. La miel tiene propiedades humectantes, lo que significa que tiene capacidad de captar agua, aportando hidratación al cabello. Además, debido a su contenido en vitaminas y minerales, nutre el cabello desde la raíz hasta las puntas, aportando brillo y suavidad. Aplicar miel en el cabello y después aclararlo con agua caliente, es ideal para conseguir estos efectos.

Las puntas es la parte del pelo más castigada por los tratamientos capilares como el secado o planchado. Aplicar miel en las puntas de 2 a 3 veces a la semana evitará su deshidratación y las antiestéticas puntas abiertas.

La miel también ayuda a evitar el picor del cuero cabelludo. Las propiedades antisépticas y antimicrobianas de la miel limpian los folículos pilosos de la cabeza y disminuyen el picor. Mezclar la miel con un poco de agua y masajear el cuero cabelludo conseguirá calmar la picazón.

 

Exfoliantes de miel casero

Hemos visto todas las propiedades cosméticas de la miel. Hay muchas formas de aplicar miel y existen recetas para hacer mascarillas faciales, capilares… Una de ellas es un exfoliante casero con miel. Un exfoliante es un preparado, generalmente de textura rugosa, que sirve para limpiar la piel de células  muertas y recuperar el buen aspecto de la piel.

Conozcamos como hacer un exfoliante de miel casero para el cuerpo:

          · Ingredientes: 1 vaso de miel, ½ vaso de agua tibia y 2 o 3 cucharadas de semillas de lino o linaza.

          · Elaboración: Mezclar todos los ingredientes en un tarro y dejarlo reposar durante 2 o 3 horas en la nevera. Así adquirirá una textura más sólida. Después aplicarlo haciendo masajes. Este exfoliante se recomienda para zonas difíciles como codos, talones, rodillas, piernas… Con el mejoraras su aspecto y eliminaras la piel muerta.

Como la piel del rostro es más sensible, te recomendamos otro exfoliante casero para el rostro:

          · Ingredientes: ½ taza de azúcar (preferiblemente azúcar moreno), 3 cucharadas de miel y 2 cucharadas de aceite de oliva (hidratará más en profundidad la piel)

          · Elaboración: Mezclar primero el azúcar y la miel hasta obtener una pasta más o menos homogénea. Después añadir el aceite de oliva y volver a mezclar. Después de limpiar la cara, aplicar este exfoliante en el rostro y realizar masajes circulares. Así eliminaremos las células muertas, dejando al descubierto células nuevas y mejorando el aspecto de la piel. En casos de pieles grasas o con acné, cambiar el aceite de oliva por unas gotas de zumo de limón. Esto eliminará la grasa y facilitará la limpieza y eliminación de los poros. Realizar una exfoliación semanal de 5 a 10 minutos y después aclarar con agua tibia para eliminar los restos.

 

En Mel i Salut disponemos de cosmética natural elaborada a base de miel y jalea real: crema corporal, crema facial, crema de manos, gel y champú, todos ellos sin parabenos. Además, en nuestras tiendas disponemos de gran variedad de mieles naturales de la mejor calidad para aprovechar todas las propiedades cosméticas que este producto de la naturaleza nos puede dar.

Los comentarios están cerrados.