RECETAS DE JARABES DE MIEL CASEROS PARA LA TOS

Cada año, con la llegada del frío y en los cambios estacionales (como en el paso del verano al otoño), se empiezan a dar muchos casos tanto de gripes como de catarros, principalmente porque los virus causantes de estas dos enfermedades tienden a sobrevivir mejor durante las épocas más frías del año. Esto, unido al propio cambio de estación (que puede debilitar nuestras defensas); a los cambios de temperatura; al no mantener unas medidas de higiene adecuadas y el no abrigarnos correctamente, influye de forma decisiva en que nos enfermemos.

El catarro

El catarro es una infección vírica del aparato respiratorio, que normalmente cursa sin fiebre  y se manifiesta con inflamación de las vías respiratorias altas: nariz, garganta, tráquea, laringe, senos nasales y oído. Es una infección originada por varios tipos de virus, siendo el más frecuente el rinovirus, que se produce sobre todo en las estaciones de primavera, verano y otoño.

La forma de contagio más efectiva de los rinovirus es a través del contacto de persona a persona, aunque también pueden transmitirse con las secreciones nasales y bucales de la persona infectada. Tanto el catarro como la gripe están producidos por virus, pero los rinovirus no pueden producir una gripe, mientras que el virus de la gripe (orthomyxovirus) sí puede producir patologías como los catarros.

Los primeros síntomas de un catarro suelen ser el picor de garganta, la congestión nasal, la mucosidad y los estornudos. Es posible que también aparezca cansancio, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, dolores musculares y pérdida del apetito.

 

La tos

 La tos es un mecanismo de defensa del organismo frente a agentes externos. Es un reflejo que mantiene despejada la garganta y las vías respiratorias de partículas de polvo u otros cuerpos extraños, expulsándolos hacia el exterior a través de gran cantidad de aire desde los pulmones. Aunque puede ser molesta, la tos ayuda al cuerpo a curarse o protegerse. Existen múltiples causas por las que puede aparecer la tos. Las más características son:

          · Tos por inflamación de las vías respiratorias (ocurre en catarros, gripe, asma, bronquitis).

          · Tos por estímulos ambientales (como el polvo o los ácaros).

          · Tos por los cambios bruscos de temperatura.

          · Tos debida al tabaquismo.

La tos puede ser productiva o improductiva. Si hablamos de tos productiva, es aquella que contiene mucosidad como pueden ser las flemas. En el caso de   tos improductiva no se producen mocos, se caracteriza por una tos seca que produce irritación, picor y dolor de garganta.

Dependiendo del estado en el que se encuentre cada persona y del tipo de tos que tenga, hay muchos remedios caseros que pueden ayudar a calmarla:

          · Tomar un vaso de agua templada con zumo de limón y una cucharadita de miel.

          · Tomar caramelos de miel, miel y limón, miel y propóleo, miel y jengibre, etc. (nos ayuda a incrementar la producción de saliva).

          · Poner unas gotitas de aceite esencial de tomillo o eucaliptus en la almohada por la noche.

          · La cebolla o el ajo ayudan a aliviar la congestión nasal.

          · Tomar infusiones de tomillo, de eucaliptus, de jengibre y endulzarlas con miel.

Atendiendo a los diferentes remedios caseros para calmar la tos, vamos a centrarnos en cómo preparar un Jarabe De Miel.

Receta de jarabe de miel y limón

Es un remedio natural tradicional que desde siempre se ha utilizado en nuestras casas para tratar la faringitis, la gripe, los catarros, la tos, el dolor de garganta… Debido a sus cualidades nos ayuda a aliviar los síntomas. Por un lado, la miel ejerce una acción sedante, antitusígena, antimicrobiana y suavizante de las mucosas de las vías respiratorias. Contiene muchas vitaminas y minerales que le confieren un poder antioxidante. Por otro lado, el limón contiene la vitamina C que ayuda a reforzar el sistema inmune.

Para preparar este Jarabe De Miel, necesitaremos 1 limón y 3 cucharadas de miel. Su elaboración es muy sencilla:

          · Partiremos el limón por la mitad y lo exprimiremos para obtener su zumo.

          · Al zumo le añadiremos las 3 cucharadas de miel y lo mezclaremos bien. Una buena opción es utilizar para su preparación miel de tomillo, de eucaliptus, de montaña, bosque o brezo, ya que son las más específicas para problemas respiratorios a nivel de bronquio y pulmón.

Receta de jarabe de miel y plantas

Son muchas las plantas medicinales que tienen propiedades antiinflamatorias, suavizantes, expectorantes y que combinadas con la miel proporcionan propiedades antitusígenas. Dentro de estas plantas tenemos la drosera, el llantén, malvavisco, regalíz, tomillo, eucaliptus. Esta combinación hace que dicho Jarabe De Miel sea excelente para calmar la tos.

Para su preparación necesitamos 0.5 litros de agua, miel y 1 cucharada de postre de cada una de las plantas que vayamos a utilizar (en el caso de que las vayamos a combinar) o 1 cucharada sopera si las vamos a utilizar por separado. La elaboración consiste en:

          · Calentaremos 0.5 litros de agua y cuando esté hirviendo lo retiraremos del fuego y añadiremos las plantas. Lo dejaremos reposar durante 10 minutos.

          · Después colaremos las hierbas y añadiremos la miel.

Jarabe de Miel y Jengibre                     

 Con este Jarabe De Miel combinamos las propiedades de la miel con las del jengibre y el zumo de limón. A las propiedades antiinflamatorias, inmunológicas, antibacterianas y antisépticas de la miel les sumamos los beneficios de la raíz de jengibre que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, expectorantes y refuerza el sistema inmune. Todo ello junto con la vitamina C del limón que aumenta las defensas, hace de este Jarabe De Miel sea uno de los remedios más utilizados para aliviar la tos y suavizar la garganta.

Para su elaboración necesitamos 1 limón, jengibre y miel:

          · Limpiaremos el limón, lo cortaremos en rodajas y lo reservaremos.

          · Pelaremos el jengibre, lo cortaremos en rodajas y lo reservaremos.

          · En un tarro de vidrio pondremos en el fondo un poco de miel e iremos poniendo diferentes capas con las rodajas del limón y del jengibre cubiertas con miel. Repetiremos hasta llenar el tarro.

          · Lo guardaremos en la nevera y lo dejaremos reposar unas horas.

Nuestro jarabe de miel casero

El Jarabe De Miel Casero elaborado por Mel i Salut es un jarabe totalmente artesano preparado con ingredientes 100% naturales. Es de color ámbar oscuro, con aroma floral y con un claro componente malteado intenso. Su sabor es dulce pero con claras notas ácidas debido a su contenido en limón, eucaliptus y propóleo.

Este Jarabe De Miel es un excelente remedio casero hecho de cuatro excepcionales ingredientes 100% naturales: Miel de Encina (82%), zumo natural de Limón (7,8%), Eucalipto (5%), Propóleo (5%) y Vitamina C. Sirve para calmar la tos, suavizar la garganta y disminuir los molestos síntomas catarrales.

En Mel i Salut, puedes encontrar el Jarabe De Miel Casero en tarro de 300g y de 500g. Recuerda que es nuestra receta centenaria de elaboración artesana, ideal para combatir la tos y los resfriados.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados