ALIVIA LOS SÍNTOMAS DE LA ARTROSIS DE MANOS

La Artrosis de Manos

La artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta a las articulaciones. Puede afectar a cualquier articulación del cuerpo, pero cuando afecta a las manos, las zonas anatómicas en las que más comúnmente se desarrolla es en la base del pulgar y la falange media y distal de los dedos.

Según datos estadísticos, la artrosis de manos es el segundo tipo de artrosis más frecuente entre los españoles, después de la artrosis de rodilla. Además, es un tipo de artrosis que afecta más a mujeres, especialmente tras la menopausia.

En general, podemos decir que la artrosis es debida al paso de los años (a partir de los 40-50 años), con el consiguiente “desgaste” de las articulaciones. Sin embargo, en la artrosis de las articulaciones interfalángicas distales de los dedos, no siempre es así, siendo habitual encontrar un componente hereditario. Además de dicho componente hereditario, cualquier articulación que haya sufrido una fractura o inflamación persistente puede desarrollar artrosis a edades tempranas.

En la artrosis de mano, se produce una degeneración del cartílago de las articulaciones de las manos. Además, alrededor de la articulación existen multitud de ligamentos, tendones, músculos y una cápsula articular, los cuales se ven sometidos a unas tensiones que dan lugar a dolor, deformidad y contracturas musculares.

Los síntomas más comunes de la artrosis de mano son:

El dolor en las articulaciones es el primer síntoma que se suele notar cuando aparece la artrosis.

· La rigidez es otro de los síntomas comunes; después de estar un tiempo en reposo, sobre todo al despertarse por las mañanas, las personas con artrosis de manos suelen notar rigidez y les cuesta empezar a mover las manos hasta pasado un tiempo (unos 15-30 minutos).

· La articulación puede verse afectada por brotes de inflamación que pueden causar que la articulación se hinche, llegando a entumecerse la zona.

· La deformidad es otro de los síntomas comunes; a algunas personas se les llegan a deformar los dedos por las contracturas musculares que se producen alrededor de la articulación.

 

La Pomada de Veneno de Abeja

La Pomada de Veneno de Abeja de Mel i Salut está formulada con ingredientes 100 % naturales con un potente efecto analgésico y antiinflamatorio.

Contiene Veneno de abeja, cera de abeja, aceite de romero, aceite de pino, aceite de naranja, aceite de lavanda, extracto de hamamelis y extracto de hipérico. Esta mezcla se convierte en una combinación perfecta, por efecto sinérgico de sus ingredientes, para aliviar los síntomas de la artrosis de manos:

· Una de las acciones más conocidas del veneno de abeja es el efecto antiinflamatorio, analgésico y estimulante de la circulación sanguínea, por lo que calma con eficacia el dolor y la inflamación articular propia de la artrosis de mano.

· El romero es conocido por su capacidad analgésica, antiinflamatoria y antiespasmódica, por lo que se convierte en un ingrediente perfecto para aliviar los síntomas de la artrosis, ayudando a frenar el dolor muscular y de articulaciones.

· El aceite de pino, por su alto contenido en fenoles, tiene acción analgésica y antiinflamatoria, por lo que, a nivel tópico, ayuda a aliviar dolores, especialmente los que cursan con inflamación, propio de la artrosis de manos.

· La lavanda posee un efecto analgésico, por lo que también ejerce una función importante en la artrosis de manos.

· El hamamelis, por su riqueza en taninos y flavonoides, tiene acción antiinflamatoria, por lo que se utiliza en uso tópico para tratar procesos inflamatorios como la artrosis.

· El hipérico, cuyo aceite se elabora con las flores de la Hierba de San Juan, es reconocido por sus efectos antiinflamatorios y calmantes del dolor.

Te recomendamos que apliques la Pomada de Veneno de abeja de Mel i Salut, mediante un ligero masaje, en la zona afectada de las manos. Dado que la artrosis de mano es un trastorno crónico doloroso, utiliza a diario la Pomada de Veneno de abeja de Mel i Salut para disminuir el dolor y la inflamación, mejorar la movilidad de las articulaciones y frenar el desgaste. Tus manos te lo agradecerán.

 

Los comentarios están cerrados.