PROTÉGETE DE LOS CATARROS Y LOS RESFRIADOS INVERNALES CON NUESTRO JARABE DE MIEL CASERO

Estamos en pleno invierno, época de frío, lluvia, nieve y viento; y es muy probable que ya hayamos estado bajo los síntomas de los horribles catarros de invierno. Aunque la mayoría de las personas creen que estos catarros vienen derivados del frío, en cierta manera, la realidad no es esa. Los causantes de esta molesta y corta enfermedad son los Virus. Estos durante el invierno “viajan” libremente vía aérea por el ambiente gracias a la disminución de las temperaturas y el incremento de la humedad. Otros factores que son muy influyentes en el contagio del virus durante el invierno, es que la gente pasa mucho más tiempo en casa o en espacios cerrados como colegios o cafeterías, lo cual facilita mucho el contagio de cualquier virus. Y como dice el refranero, que es muy sabio, “Más vale prevenir que curar”, así que os vamos a dar unas pautas para intentar evitar al malvado virus del resfriado.

Hay que decir que el ritmo de vida que la gran mayoría solemos llevar, ayuda a debilitar nuestras defensas. Solemos tener una vida muy estresante, con poco tiempo para descansar y una alimentación más bien mala. Esto debilita nuestro cuerpo y lo hace indefenso ante el ataque de cualquier virus. Por esto debemos de empezar a adoptar buenos hábitos en nuestra rutina diaria, hábitos que con un poco de esfuerzo serán muy fáciles de integrar. Uno de los puntos más importantes es el de habituar a nuestro cuerpo a descansar como mínimo durante siete u ocho horas diarias, ya que mientras nuestro cuerpo descansa, el organismo vuelve a coger las fuerzas que necesita.  También debemos de practicar algo de deporte, como puede ser una caminata de unos 40 minutos a paso ligero. Y por último, pero no por ello menos importante, debemos de llevar una dieta sana, equilibrada y variada, incluyendo las frutas, las verduras y las hortalizas de temporada, como son las naranjas, las mandarinas, las alcachofas, los puerros, el ajo, la cebolla, legumbres y frutos secos. Estos productos nos ayudarán a fortalecer el sistema inmunitario y respiratorio, manteniendo la energía y vitalidad que nuestro cuerpo necesita para no caer en las garras del virus. Es muy conveniente complementar nuestra dieta con productos naturales formulados especialmente para la prevención de catarros, como es nuestro jarabe de miel casero.

Pero… ¿Qué podemos hacer ante los primeros síntomas de un resfriado? Lo primero y más importante será hacer reposo el máximo tiempo posible, para evitar que aumente. También debemos de beber mucha agua y como hemos mencionado anteriormente llevar una dieta sana, aprovechando los productos de temporada. Por último no es conveniente tomar medicamentos, ya que así dificultamos el trabajo del hígado, es mucho mejor recurrir a productos naturales como nuestro jarabe de miel casero, que permitirá estimular el organismo para luchar con más facilidad ante el virus del resfriado.

 

Mel i Salut Recomienda

Podemos usar el jarabe de miel casero tanto como método de prevención, como método de tratamiento. El jarabe de miel casero es un producto con receta centenaria y patentada, que llevamos elaborando de forma artesanal desde hace mucho tiempo. Este Jarabe de miel es un excelente remedio casero hecho de cuatro excepcionales ingredientes 100% naturales: Miel de Bosque (82%), zumo natural de Limón (8%), Eucalipto (5%) y Propóleo (5%). Lo utilizaremos para calmar la tos, suavizar la garganta y disminuir los molestos síntomas catarrales. Es de color ámbar oscuro, con aroma floral y con un claro componente malteado intenso. Su sabor es dulce pero con claras notas ácidas debido a su contenido en limón, eucaliptus y propóleo. El principal beneficio de la miel es que tiene acción antibacteriana. Además contiene sustancias inhibidas, que le proporcionan a la miel capacidad bactericida y antiséptica. El propóleo por otro lado, además de ser antibacteriano, también es antimicótico y antiviral.

La forma de consumir nuestro jarabe de miel casero dependerá de para que vallamos a utilizarlo:

          · Como método de prevención, en personas adultas se recomienda tomar una cucharada sopera tres veces al día.  Pana niños mayores de 1 año se recomienda una cucharada de postre tres veces al día.

          · Como método de tratamiento, en personas adultas se recomienda tomar cuando se necesite, con un máximo de 6 cucharadas sopera al día. Para niños también se recomienda tomar cuando se necesite, con un máximo de 6 cucharadas de postre al día.

¡¡Pruébalo y cuéntanos que tal te ha ido!!

Los comentarios están cerrados.