CICATRIZA HERIDAS CON PRODUCTOS NATURALES

Las cicatrices son marcas que se producen en la piel como resultado de alguna herida o traumatismo. Dependiendo de para quién, pueden suponer una alteración estética o una marca de batalla. En cualquier caso, forman parte de nosotros y por salud, debemos tratar, tanto las heridas como las cicatrices adecuadamente para evitar problemas de salud posteriores.

En este blog os hablaremos de cómo cuidar esas heridas y de qué productos podéis utilizar una vez ya haya cicatrizado para camuflar esa señal.

Lo más importante: La higiene

La herida es una alteración de la integridad de la piel y de las partes blandas, que tiene lugar debido a un daño externo como una caída, traumatismo, golpe… Por tanto, el tejido de la piel se abre y por el pueden penetrar hacia nuestro organismo todo tipo de bacterias y microorganismos del exterior. Por ello, una buena higiene es primordial para una correcta cicatrización de heridas. Dependiendo del tipo de herida, ya que puede ser más profunda o superficial, una raspadura o un desgarro… existen cuidados más específicos que deberemos hacer sobre ellas. Pero en términos de cuidados generales para favorecer la cicatrización de heridas, debemos:

· Limpiar la herida con agua y jabón (neutro). Para ello, nos lavaremos bien las manos, y pondremos un poco de gel en nuestros dedos. Lo frotaremos para hacer espuma y aplicaremos sobre nuestra herida.

· Limpiar siempre la herida de dentro hacia fuera, para no arrastrar suciedad al interior.

· Aclara con abundante agua la herida para asegurarnos de que no queda ningún resto de jabón.

· Secarla con un trapo seco y dando pequeños golpes sin restregar el trapo por la zona. Es posible que únicamente con el trapo no esté completamente seca, así que podemos utilizar un secador de pelo, a baja potencia y a una distancia prudencial y alejada, para terminar de secar la herida.

· Evita hurgar o rascar la herida, ya que esto propiciará la aparición de cicatrices más visibles.

Es muy importante aclarar que este ritual debemos hacerlo a diario, o incluso varias veces, según las indicaciones de nuestro médico, para una correcta cicatrización de la herida.

Con la herida limpia, la costra y la piel muerta desaparecerán antes y se favorecerá una correcta cicatrización. Esta cicatrización es la formación de un tejido muy similar al que había antes, aunque no exactamente igual, por lo que las cicatrices pueden tener otro color, rebordes, resaltos… Aún así, para intentar hacer que se parezcan lo máximo posible a nuestra propia piel, existen productos que podemos utilizar para camuflarlas.

El aloe vera

El Aloe vera, también conocido como sábila (Aloe Barbadensis Miller) es una planta que se ha utilizado a lo largo de toda la historia por numerosas civilizaciones y en numerosos continentes, debido a sus propiedades nutritivas, hidratantes y cicatrizantes y, por tanto, ha sido siempre un aliado excelente para la cicatrización de heridas. Son varios los estudios que han demostrado que esta planta mejora la velocidad de curación y cicatrización, además de reducir el dolor mientras esta curando debido a que reduce la inflamación de manera local. También ha demostrado ser especialmente útil y efectiva en el tratamiento de quemaduras ya que mejora el proceso de epitelización y cura.

Para conseguir todos estos beneficios, el aloe vera deberá de ser aplicado de forma tópico (aplicado sobre la herida o la cicatriz), ya que ingerido posee otras propiedades. Se puede aplicar directamente, en forma de apósitos, cataplasmas, ungüentos o fórmulas más complejas y concretas, pero siempre su médico debe ser conocedor del producto que está empleando para mejorar la cicatrización de la herida.

Con el aloe vera conseguiremos sanar nuestras heridas y mejorar la cicatriz con un coste bajo, ya que, si tenemos una planta en casa, podemos emplear su pulpa para mejorar las heridas. Además, otras fórmulas que incluyen más componentes, tampoco son excesivamente caras.

La Miel

Al igual que el aloe vera, la miel se conoce desde tiempos ancestrales y su uso se recomienda para varias funciones. Por ejemplo, en la cultura india es muy utilizado para purificar quemaduras y promover la curación; desde tiempos del antiguo egipcio ya se recomendaba este tratamiento con miel para la curación de quemaduras; e incluso en la cultura rusa y china, los soldados utilizaban la miel para curar sus heridas durante la I Guerra Mundial.

Las propiedades de la miel sobre la piel se deben a la presencia de agua oxigenada (H2O2) formada por las abejas naturalmente y que por tanto va a tener efectos positivos en la cicatrización de heridas. Y es que aplicando la miel directamente sobre la piel:

· Si la utilizamos como apósito, disminuirá los riesgos de complicación durante la curación

· Reducirá complicaciones asociadas a otros tratamientos

· Establecerá un ambiente cálido y húmedo, favorable para la curación y la cicatrización

· Mejorará los tiempos de cicatrización

· Permitirá acortar el tiempo de curación, eliminar la infección y disminuir el uso de antibióticos

· Al proporcionar un ambiente oxigenado, esto produce un efecto antiinflamatorio, por lo que se forman menos fibroblastos y por tanto menos producción de colágeno, que al final es el responsable de que la cicatriz crezca en exceso

Todos estos aspectos que nos ayudan a mejorar nuestra cicatrización de heridas son aplicables a todas las mieles. Sin embargo, se ha demostrado que especialmente la miel de manuka, que en lugar de incluir en su composición agua oxigenada, incluye metilglioxal (MGO), es aún más efectiva contra todo tipo de bacterias, por lo que será eficaz para ayudarnos a que la herida cicatrice correctamente.

Siempre debemos considerar que una adecuada alimentación y un correcto estilo de vida van a agilizar todo este proceso. Por ello, siempre podemos recurrir al aloe vera o a la miel para ayudar en cualquier proceso de curación de herida y cicatrización. Además, ingerir alimentos ricos en vitamina C, vitamina E o vitamina A, también nos será de gran ayuda.

En Mel i Salut podréis encontrar una amplia gama de mieles, incluyendo la miel de manuka, así como aloe vera, para ayudar a sanar vuestras heridas y que cicatricen adecuadamente. También complementos con las vitaminas mencionadas en el caso de que necesitéis una ayuda extra. ¡Os esperamos en nuestras tiendas!

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados