¿CÓMO EVITAR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS?

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

Nuestro cuerpo necesita agua para funcionar. Cuando todo funciona correctamente y tenemos buena salud, el cuerpo es capaz de equilibrar la cantidad de agua que entra o sale del cuerpo.

Un desequilibrio de líquidos puede suceder cuando se consume más agua o líquido del que nuestro cuerpo es capaz de eliminar, ya que las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de un compartimento a otro no es capaz de mantener ese equilibrio. En este caso se produce un desequilibrio en los líquidos de nuestro cuerpo. Los vasos sanguíneos depositan demasiado líquido en los tejidos corporales o el líquido que se almacena en estos no se elimina a través de la sangre de forma normal, en este momento nuestro cuerpo comenzará a retener líquido.

Son varias las causas que pueden provocar esta acumulación de líquidos:

          · Una incorrecta hidratación.

          · Mala alimentación por el consumo elevado de alimentos ricos en sal.

          · Pasar muchas horas de pie o sentado o seguir un estilo de vida sedentario.

          · Cambios hormonales como el embarazo o la ovulación.

          · Consumo de determinados medicamentos como estrógenos, corticoesteroides, antiinflamatorios no esteroides o fármacos para la tensión arterial.

          · Enfermedades que producen una alteración de la tiroides.

          · Cuando los riñones no trabajan bien debido a alguna enfermedad renal prolongada, el cuerpo no puede eliminar los líquidos innecesarios.

          · En la insuficiencia cardíaca, el líquido se acumula en los pulmones, el hígado, los vasos sanguíneos y los tejidos corporales debido a que el corazón realiza un trabajo de bombeo deficiente hacia los riñones

· En la insuficiencia cardíaca, el líquido se acumula en los pulmones, el hígado, los vasos sanguíneos y los tejidos corporales debido a que el corazón realiza un trabajo de bombeo deficiente hacia los riñones.

¿Qué debo evitar comer para evitar la retención de líquidos?

Nutricionalmente podemos seguir una serie de recomendaciones que nos ayudaran a evitar esta retención de líquidos.

          · La principal de estas recomendaciones es disminuir el consumo de sodio/sal. Emplea poca cantidad de sal para sazonar los platos y evita todos aquellos alimentos ricos en sal como las conservas, caldos concentrados, alimentos precocinados, encurtidos, sopas de sobre, snacks, quesos, fiambres o embutidos. Lo que recomienda la OMS son 5g/día de sal, es decir, una cucharada de postre. Algunas veces en el etiquetado de los alimentos viene expresado en sodio, entonces habría que multiplicar esta cantidad por 2,5 (1g de sodio = 2,5g de sal). De esta forma obtendremos la cantidad de sal de ese alimento.

          · Comer abundantes frutas y verduras.  Tomando estas no solo recibirás un aporte extra de agua, sino que, además, las sales minerales (sobre todo el potasio) te ayudarán a eliminar el exceso de líquido y a equilibrar los niveles de sodio.

          · Aumenta el consumo de alimentos ricos en potasio (champiñones, plátano, patatas, legumbres, aguacate, frutos secos…). Este mineral regula los niveles de agua en el organismo. El potasio relaja las paredes de los vasos sanguíneos, induce la eliminación del sodio por los riñones.

          · Tomar infusiones y caldos vegetales. Tienen efecto diurético y facilitará la eliminación de líquidos.

          · Beber mucha agua. Ayuda a restablecer el equilibrio y a eliminar las toxinas. Cuanta más agua bebas, más diluidas estarán las sales y más fácilmente se eliminan.

Se nota una mejoría en los síntomas si se pierde peso.

          · Realizar ejercicio físico. Ayudarás a mover las extremidades y así evitar la retención de líquidos.

          · Aumentar el consumo de alimentos integrales.

El agua

El cuerpo de un ser humano adulto está compuesto de media por un 70 % por agua. El agua es esencial para la vida. Sirve de vehículo para transportar oxígeno y nutrientes a todos los tejidos y también para retirar aquello que ya no necesitamos y puede ser eliminado. Cada día perdemos agua a través de la piel y de la respiración.

Gracias a un complejo sistema hormonal, nuestro cuerpo regula el nivel adecuado de agua y minerales que debe tener en todo momento. Explicándolo de forma muy general, cuando el nivel de hidratación es adecuado, el agua sobrante se elimina mediante la orina, y cuando la hidratación es insuficiente, nuestro cuerpo retiene agua, retirándola del sistema circulatorio y “almacenándola” en otros tejidos, produciendo así edemas. Es por eso que cuando uno está reteniendo líquidos no es buena idea beber poca agua. Al no beber suficiente estaremos consiguiendo el efecto contrario, retener aún más.

Dependiendo del clima, el ejercicio, lo que hayamos tomado… nuestro cuerpo nos pedirá más o menos agua, por lo que las necesidades de agua en nuestro cuerpo varían mucho.

Una buena costumbre es llevar una botella siempre contigo o tenerla visible en el trabajo. La recomendación más común es de 2 litros diarios, pero en realidad es una medida demasiado general. Un modo muy sencillo para controlar que estás bebiendo lo suficiente, es mirar el color de tu orina cuando vayas al baño, la cual debe ser clarita. Si es oscura, ya sabes, estás bebiendo poco.

Hazla desaparecer con la ayuda de complementos dietéticos naturales

Existen drenantes y derivados naturales que combaten la retención de líquidos. Son productos muy útiles, formulados a base de ingredientes naturales que ayudan a la eliminación de líquidos.

          · La cola de caballo, es el remedio más habitual para tratar éste problema. Ayuda a eliminar los líquidos que se depositan en nuestro organismo. La cola de caballo también es remineralizante. Cuando tomamos un drenante, orinamos más a menudo, y esto puede producir pérdida de minerales, la cola de caballo es rica en sales minerales, taninos, vitamina C, potasio, calcio y magnesio.

          · El ortosifón es una planta herbácea conocida como el té de java. Es un excelente diurético y además ayuda a quemar grasa cuando hacemos ejercicio.

          · El diente de león ayuda a estimular la producción de orina. Tiene acción diurética y depura los riñones. Además, el diente de león no genera pérdida de potasio ya que es rico en éste mineral. Contiene inulina que es la responsable de su gran acción diurética.

          · El abedul está considerado como el gran aliado de nuestros riñones, al cual se le atribuyen grandes propiedades diuréticas.

          · La piña, tiene efecto diurético y es un ingrediente ideal para perder peso.

          · La alcachofa, tiene importantes propiedades digestivas, diuréticas, depurativas y hepatoprotectoras.

Además de todos estos complementos naturales, nombrar también la presoterapia, este es un método que nos ayuda a eliminar la retención de líquidos a través de un traje que recubre desde los pies hasta el abdomen el cual ejerce presión de aire sobre el cuerpo, activando la circulación sanguínea.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados