CUIDADOS PARA LA MEMORIA

El cerebro es uno de los órganos más importantes del cuerpo, que tiene la función de controlar el movimiento, el comportamiento, el aprendizaje, la memoria, las emociones, el lenguaje y muchas otras actividades de vital importancia. La memoria es una función cerebral que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado. Surge como resultado de las conexiones sinápticas entre las neuronas. Puesto que el cerebro nos permite convivir y relacionarnos con el mundo que nos rodea, comunicarnos con él, expresar ideas, pensamientos, experimentar procesos de aprendizaje y adquirir nuevos conocimientos, es de suma importancia adoptar medidas que lo mantengan sano. Algunos cuidados para la memoria son:

          · Ejercicio físico. El ejercicio estimula la circulación sanguinea, manteniendo un corazón fuerte, lo que mejora la irrigación de sangre oxigenada al cerebro, contribuyendo a mejorar las funciones neurolanes y estimulando la memoria.

          · Relajación. La tensión nerviosa y el estrés afectan el funcionamiento normal del cerebro, afectando la memoria y el aprendizaje, por lo que crear una rutina de relajación al menos una vez por semana es importante para disminuir el desgaste tanto físico como mental.

          · Dormir lo suficiente. Cuando dormimos, el cerebro realiza funciones vitales para su mantenimiento que tienen que ver con el almacenamiento y sintetización de lo que ha aprendido durante el día. Descansar al menos 7 horas durante la noche, además de disminuir el estrés y la fatiga, optimiza la memoria.

          · Ejercicio cerebral. Así como podemos ejercitar nuestro cuerpo, también es posible hacer “gimnasia cerebral”. Resolver crucigramas, rompecabezas, sudokus, leer al menos un libro al mes, aprender un nuevo idioma, los juegos de lógica, incluso tocar un instrumento musical estimulan todas las funciones cerebrales, aumentando la capacidad de retención, lo que mejora el aprendizaje y la memoria.

          · Alimentarse correctamente. Esto no sólo repercute en un cerebro sano, sino también en el bienestar general. Consumir una dieta rica en Antioxidantes, Omega 3, vitaminas del Grupo B y Colina, disminuye el deterioro del cerebro y ayuda a mantener sus funciones óptimas.

Una dieta rica en antioxidantes, basada en frutas y verduras, es una manera estupenda de mantener la mente en buena forma. Los radicales libres son responsables de la oxidación celular y de los procesos degenerativos. Los antioxidantes como el licopeno (tomate), betacarotenos (zanahorias, papaya, calabaza…), quercetina (ajo, cebolla), glucosinolatos (crucíferas) protegen a las neuronas de los procesos oxidativos.

El Omega 3 es un ácido graso esencial que interviene en la conexión entre neuronas y favorece el adecuado funcionamiento del aparato circulatorio, previniendo los problemas arteriales causados por la arteriosclerosis. El Omega 3 se encuentra en las nueces, lino, semillas de chía, aguacate, tahín, etc.

El Grupo B se considera fundamental para la conservación y mantenimiento de la memoria. Por este motivo, los alimentos ricos en vitamina B deben estar presentes, como los cereales integrales, los huevos, levadura de cerveza, germen de trigo, leche y derivados, legumbres, etc.

La Colina es responsable de la formación de la acetilcolina, un neurotransmisor que está involucrado en muchas funciones, entre las cuales se incluye la memoria y el control del músculo. Por lo tanto, es fundamental para el buen funcionamiento de los impulsos nerviosos en el cerebro. Entre los alimentos ricos en colina tenemos: legumbres (lentejas, garbanzos, soja, habas, etc.), ajos, cebolla, apio, espárragos, zanahoria, avena, borraja, etc. La lecitina de soja también es muy rica en colina.

Adoptar estas medidas preventivas como estilo de vida ayuda a mejorar la calidad de vida, aumentando tanto tus capacidades físicas como mentales y tu bienestar en general.

 

Mel i Salut recomienda

Además de llevar un estilo de vida saludable y limitar las malas costumbres, te recomendamos que cuides tu memoria con Memorplus de Mel i Salut.

Memorplus es un complemento dietético formulado a base de jalea real, que además contiene fosfatidilserina, colina, inositol y vitaminas. Su composición es ideal para aumentar la capacidad de concentración y la memoria, reducir los síntomas de la depresión y la apatía y mejorar las conexiones sinápticas entre las neuronas. Está recomendado para estudiantes, niños en edad de crecimiento, ancianos, casos de fatiga física y/o mental y, en general, para todas aquellas personas que están sometidas a un gran esfuerzo físico y/o mental.

Tan sólo debes tomar una ampolla al día, preferiblemente por las mañanas y en ayunas, junto con un vaso de agua, zumo u otro líquido. Tu memoria te lo agradecerá.

Los comentarios están cerrados.