¿CUIDAS TU PIEL DESPUÉS DEL SOL?

Se acerca el verano y el buen tiempo, y con ello la época de vestir con ropa más ligera, ponerse bañador, bikini, ir a la piscina o a la playa, pasarse largas horas bajo la sombrilla o en las terrazas… En esta época del año nuestra piel está expuesta al sol de forma continua, y por eso es muy importante cuidarla.

Un poco de exposición solar es beneficiosa para nuestro cuerpo: ayuda a sintetizar la vitamina D (beneficiosa para los huesos), mejora el estado de ánimo, bronceado… Pero exposiciones prolongadas pueden ser perjudiciales: quemaduras, sequedad, manchas…

Los cuidados de la piel en esta época son muy importantes, tanto antes de la exposición solar, durante y después.

Desde Mel i Salut te damos unos consejos básicos de cuidados para la piel para después del sol.

Despídete del salitre o del cloro

El cloro es un compuesto químico utilizado para la desinfección y el tratamiento del agua de las piscinas, el cual la ayuda a mantenerse limpia y libre de bacterias. Por otro lado, el salitre es el depósito que se crea debido a la sal presente en el mar. Ambos están en contacto con la piel durante el baño, quedándose la piel impregnada de estas sustancias. Uno de los cuidados esenciales de la piel en verano después de tomar del Sol, es eliminar y limpiar la piel de cloro y salitre.

Lo primero que hay que hacer tras el baño en la piscina o en la playa, es ducharse con agua limpia y fresca. Esta arrastrará el cloro y el salitre de nuestra piel, a la vez que la refrescará y dejará preparada para la toma del sol posterior. Este proceso se debe repetir cada vez que se tome un baño, y una vez acabado, se recomienda ducharse con un gel de baño, para eliminar por completo los restos que hayan podido quedar en la piel, dejándola completamente limpia de cloro y salitre.

La no eliminación del cloro o el salitre tras el baño, reseca la piel y si la exposición solar no es adecuada, puede facilitar la aparición de quemaduras y manchas en la piel.

Desde Mel i Salut, os recomendamos eliminar el cloro y el salitre con nuestro gel de baño de miel y jalea real, que dejará la piel limpia e hidratada, gracias a las vitaminas que aportan a nuestra piel tanto la miel, como la jalea real.

Límpiala con suavidad

Otro de los cuidados de la piel tras la exposición solar es la limpieza de la misma.

Tras tomar el Sol se recomienda limpiar la piel de arena, cremas solares, cloro, sudor y otras sustancias que pueden quedar pegadas en la piel. Además, una buena limpieza con agua tibia o fresca refrescará y calmará la piel.

Se recomienda limpiar tanto la piel de la cara, como la del cuerpo con limpiadores naturales que limpien con suavidad, ya que la piel, tras la exposición solar, está más sensible.

Lo primero de todo, para realizar una limpieza suave de la piel, es enjuagarla con agua limpia y fría o tibia, que quitará los primeros restos de suciedad. No utilizar agua excesivamente caliente, ya que la piel está a mayor temperatura tras la toma del sol y esto agravará posibles quemaduras e irritará la piel. Tras el enjuague, utilizar un gel de ducha suave libre de parabenos indicado para pieles sensibles. En Mel i Salut tenemos nuestro gel de ducha con propóleo, sin parabenos, indicado para pieles sensibles y con problemas (dermatitis, eccemas…). El própoleo actúa como regenerante de la piel (ideal tras la exposición solar) a la vez que la limpia de forma suave.

En el caso de la piel del rostro, tras la ducha, se puede aplicar agua micelar o leche limpiadora con la ayuda de un disco de algodón, eliminando los restos de suciedad facial de forma suave y dejando la piel del rostro con buen aspecto.

 

Hidrátala

Tras tomar el Sol es muy importante la hidratación de la piel. Exposiciones largas al Sol hacen que la piel pierda humedad y se deshidrate, teniendo poco brillo y apareciendo escamas y “pielecitas” que hace que la piel tenga mal aspecto. Por esto, otro de los cuidados imprescindibles de la piel es la hidratación.

Se recomienda, después de la ducha, la aplicación de un aftersun natural que refresque y regenere la piel.

El gel de aloe vera 100% puro es utilizado como aftersun, ya que actúa contra las quemaduras de la piel, a la vez que hidrata, refresca y regenera la piel. Aplicar después de la ducha y masajear hasta la total absorción. Posteriormente, aplicar una crema hidratante, para nutrir e hidratar la piel.  Desde Mel i Salut te recomendamos nuestra crema corporal de propóleo y rosa mosqueta, indicada para todo tipo de alteraciones de la piel y sin parabenos. El propóleo regenerará la piel que ha resultado perjudicada por el sol, y la rosa de mosqueta hidratará, atenuará y evitará la formación de manchas solares, ayudando así a conseguir un bronceado perfecto.

 

Recuerda que no es el momento de exfoliar

Otro de los cuidados de la piel es realizar una correcta exfoliación, tanto facial como corporal. Esta exfoliación es necesaria para eliminar células muertas de la piel y favorecer el bronceado.

Esta exfoliación se recomienda realizarse una o dos veces por semana, cuando no se vaya a tomar el sol. No se recomienda exfoliar ni inmediatamente antes de tomar el sol ni inmediatamente después.

Al exfoliar, eliminamos las células muertas superficiales dejando la capa inferior al descubierto, estando la piel más sensible. Tomar el sol tras realizar una exfoliación, o realizarla después, puede provocar que la piel se irrite y se produzcan quemaduras solares.

 

Mantén el bronceado

Seguir estos consejos de cuidados para la piel nos ayudará a conseguir un bronceado perfecto. Para mantener ese bronceado hay que ingerir frutas y verduras ricas en betacaroteno (zanahoria, calabaza, espinacas, pimiento, brócoli…). El betacaroteno es el precursor de la vitamina A, vitamina necesaria para la protección de la vista y de la piel. El betacaroteno favorece el bronceado, a la vez que lo prolonga y nos protege la piel de la radiación solar nociva.

En Mel i Salut tenemos betacaroteno en cápsulas, una forma fácil y rápida de ingerir el betacaroteno que necesitamos. Se recomienda la toma de una cápsula diaria.

¡Sigue estos consejos y cuida tu piel después del Sol con Mel i Salut! Visita nuestras tiendas y consigue todos los productos que necesitas para este verano.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados