EL POR QUÉ DE UTILIZAR CREMA DE MANOS TAMBIÉN EN VERANO

El cuidado de las manos

Las manos, en oposición con los cuidados que se le suelen dar al cutis, son una de las zonas más descuidadas por todos nosotros. Unas manos mal cuidadas, ofrecen un contraste negativo al aspecto general de una persona saludable.

Con la edad, las manos pierden la grasa que las envuelve, lo que las hace más huesudas, la piel se hace más fina y se produce una mayor vasodilatación que hace que se marquen más las venas. A ello se le añade la salida de arrugas y las manchas en la piel si los cuidados no han sido los correctos durante la juventud.  El exceso de sequedad en las manos, es una de las consecuencias directas de las arrugas de las manos. Con la edad segregamos menos grasa y si tocamos mucha agua y no seleccionamos los tipos de jabones y productos hidronutritivos que usamos, estamos produciendo continuas agresiones a nuestras manos, que, si luego no minimizamos con los cuidados correspondientes, nos pueden pasar factura.

Las manos están tan en contacto con agentes externos nocivos, como puede estarlo la cara. Incluso sufren más agresiones externas que la cara. Hay que prestar especial atención a los cuidados de las manos todo el año, sin olvidarnos de ellas en verano, cuando el aire y el sol inciden poderosamente en la piel de las manos y durante más horas al día ya que solemos pasar más tiempo al aire libre que en otras épocas del año. A su vez, en esta época las manos suelen estar más tiempo a “remojo”, bien sea en baños de agua dulce o salada, por lo que deberemos prestar especial atención a su hidratación y protección.

 

Mel i Salut recomienda

Utiliza la Crema de manos de Miel y Jalea Real de Mel i Salut en tu rutina de belleza diaria para conseguir que la piel de tus manos quede tersa, nutrida y uniforme. A causa de sus propiedades calmantes, emolientes, hidratantes y cicatrizantes, la miel resulta un componente indispensable en la cosmética corporal y facial natural de elevada calidad.

Las propiedades antioxidantes de la miel la convierten en un perfecto aliado para conseguir un efecto antienvejecimiento ya que los componentes naturales que contiene son capaces de proteger a las células de los radicales libres, moléculas relacionadas con el envejecimiento celular. Además, los componentes naturales de la jalea real, especialmente sus aminoácidos, vitaminas y minerales, se complementan entre sí, ejerciendo un efecto hidratante y nutritivo sobre los tejidos epiteliales.

Es el momento ideal para empezar a ponerse Crema de manos de Miel y Jalea a diario, sobre todo por las noches, aplicando una buena capa antes de irse a dormir, cuando las manos están libres de contacto con agentes agresivos, para favorecer la regeneración celular durante el sueño. Anímate a cuidar tus manos todo el año, sin olvidarte de la importancia de cuidarlas también, en la época estival.

 

Los comentarios están cerrados.