DESCUBRE LA CERA DE ABEJA

¿Qué es la Cera de Abeja?

 La cera de abeja es un producto graso compuesto principalmente por monoésteres saturados e insaturados, hidrocarburos saturados e insaturados e hidroxipoliésteres.

La cera de abeja la fabrican principalmente las abejas obreras jóvenes de entre 10 y 18 días de edad, a través de unas glándulas cereras que tienen en el centro del abdomen, para fabricar la colmena.

¿Cómo y para que producen las abejas su cera?

Como hemos comentado anteriormente, las abejas fabrican las escamas de cera a través de unas glándulas que tienen en el abdomen y por medio de sus patas posteriores las llevan a su mandíbula, masticándola e impregnándola de saliva y mezclándola con pequeñas cantidades de propóleo y polen.

La fabricación de cera por parte de las abejas en un proceso que requiere de tiempo y un gran consumo de calorías, ya que para fabricar un 1Kg de cera se necesita que las abejas obreras ingieran de unos 4 a 12 kg de miel. Aunque la cantidad de néctar que necesitan las abejas, dependerá sobre todo del esfuerzo que les cueste alcanzar los 40Cº de temperatura que se necesitan para moldear la cera y construir las celdillas de los panales.

Las abejas obreras construyen los panales con la finalidad de proteger la miel y el polen para su alimentación, además de para forman los panales donde la abeja reina ira depositando sus huevos para que las crías crezcan en su interior.

Aplicaciones de la Cera de Abeja en la cosmética

Hoy en día la cera de abeja es utilizada en un sinfín de productos cosméticos, ya que sus características naturales hacen que sea una materia prima muy valorada y apreciada por la industria que se dedica a la elaboración de productos para mejorar la belleza e incluso para mejorar el estado de salud.

Debido a sus propiedades emolientes, cicatrizantes e antiinflamatorias, normalmente es utilizada en cremas faciales, protectores labiales, jabones, mascarillas faciales, lápiz de labios, etc, pero su uso mayoritario esta en la cera para depilar, que normalmente suele ser una mezcla de cera de abejas con resinas.

Aprende hacer jabones con cera de abeja

Hoy en día se pueden elaborar infinidad de jabones artesano naturales con cera de abeja con distintos olores y diversas formas. Es muy importante matizar que la cera de abeja tiene un olor muy característico, como ya sabéis, pero no se mantiene después del proceso de saponificación que se necesita realizar a la hora de elaborar el jabón, por lo que si queréis darle un olor especial a vuestro jabón tenéis que aplicar alguna esencia como, por ejemplo, esencia de lavanda, limón etc. Nosotros, en esta receta que os vamos a dar, hemos querido que el jabón recuerde su esencia real y por ello utilizaremos miel como esencia.

          · Ingredientes: 300g de aceite de oliva virgen extra, 200g de aceite de coco, 60g de cera de abeja, 25g de miel natural, 2g de esencia aromática de miel, 100g de sosa cáustica o hidróxido de sodio y 300g de agua desmineralizada.

          · Elaboración: En primer lugar, verteremos la sosa cáustica en el agua desmineralizada y dejaremos reposar la mezcla hasta que alcance una temperatura de 40 Cº (es muy el uso de guantes e incluso gafas y mascarilla para la elaboración del jabón). Por otro lado, pondremos en un cazo la cera de abeja hasta que se derrita y a continuación le echaremos el aceite de coco y removeremos hasta que la mezcla quede totalmente derretida y homogénea. Después lo retiraremos del fuego y echaremos el aceite de oliva virgen extra. Posteriormente mientras esperamos a que se atemperen ambas mezclas, es decir, la de sosa cáustica y el agua desmineralizada y la mezcla de la cera de abeja, el aceite de coco y el aceite de oliva, podemos ir preparando la cantidad necesaria de la esencia aromática en un vaso para tenerla a mano y la plantilla de la cera de abeja en el fondo del molde. Seguidamente y una vez alcanzados los 40º de temperatura, cogeremos una batidora y mezclaremos las dos mezclas a una velocidad suave para que la combinación vaya cogiendo textura y firmeza. A continuación, incorporamos la miel natural y sin dejar de batir añadiremos la esencia. Cuando esté lista la mezcla y su consistencia sea tipo puré, la verteremos sobre el molde y alisaremos la superficie. Dejamos endurecer el jabón unas 24 horas. Una vez endurecido, procederemos a sacarlo del molde o si este es muy grande a cortar el jabón, ya que si esperamos mucho y el jabón entra en proceso de saponificación podemos romperlo al estar demasiado dura la mezcla. Por último, es muy importante dejar reposar el jabón durante un mes, antes de proceder a su uso.

          · Propiedades Este jabón elaborado artesanalmente con cera de abeja y miel, destaca por sus propiedades humectantes, hidratantes y nutritivas, dando a la piel una textura suave y nutrida 100%. Además, es muy importante que recordéis que la miel tiene propiedades desinfectantes y antibacterianas, lo que la hace especial para el tratamiento de heridas en la piel.

Ahora que ya sabéis como hacer un jabón artesanal natural, no dudéis en consultar nuestra página www.melisalut.com. Allí encontraras todos los productos que necesitas para la elaboración de este magnífico jabón 100% Natural.

Los comentarios están cerrados.