DIFERENCIAS ENTRE MIEL DE MIELADA Y MIEL FLORAL

Miel floral y miel de mielada

La miel es un alimento de composición compleja y muy variable en función de múltiples factores como su origen y la forma en la que las abejas la hayan elaborado. Esto se traduce en la existencia de una amplia diversidad de mieles, cada una de las cuales posee unas características y propiedades particulares. De hecho, el origen de la miel, así como la forma en la que las abejas la hayan elaborado, está íntimamente relacionado con sus propiedades.

De acuerdo con su origen botánico, a grandes rasgos, se diferencian dos grandes grupos de mieles: las mieles florales y las mieles de mielada.

La miel floral es obtenida por las abejas a partir del néctar de las flores. Si procede mayoritariamente de una especie floral se considera miel monofloral (de romero, azahar, tomillo, eucaliptus, etc), si procede de varias especies de flores en proporciones muy variables, se considera miel multifloral (miel de flores).

La miel de mielada se obtiene de encinas, robles, castaños y alcornoques y marca una diferencia notable con las mieles florales. Es considerada mielato, o miel de mielada ya que realmente las abejas lo que transforman no es el néctar de las flores, como ocurre con las mieles florales, sino las soluciones azucaradas que existen en los bosques de robles, castaños, pinos, alcornoques, así como las secreciones de algunos insectos chupadores de savia. Los bosques de encinas, alcornoques, robles, etc., cuando se dan ciertas condiciones de humedad, tienen una gran producción de savia rica en azúcares, este fenómeno da lugar a un aumento en la producción de la miel de mielada. Además, esta forma de obtener miel explica que en períodos en los que la mayor parte de floraciones ya pasaron, como puede ser del final del verano a principios de otoño, las abejas sigan cosechando importantes cantidades de miel no nectarífera como la miel de bosque.

 

Mel i Salut recomienda

La miel de bosque de Mel i Salut es una miel de color muy oscuro, aunque en ocasiones puede variar a un tono más claro dependiendo de la variedad de mielato. Su sabor es fuerte, dulce y con notas saladas. Su aroma es malteado e intenso. También se caracteriza por tener una baja y muy lenta cristalización.

En general, las mieles oscuras se caracterizan por su elevado contenido en sales minerales y su importante contenido en compuestos vegetales bioactivos con capacidad antioxidante, como los compuestos fenólicos (flavonoides).

Las mieles oscuras son un estupendo remedio, entre otros usos, para el adecuado funcionamiento del sistema inmunológico; tanto para prevenir como para tratar afecciones respiratorias tales como la gripe, el catarro, la tos, la afonía, la bronquitis, la faringitis y el resfriado común.

Asimismo, por su composición, son una buena opción para la prevención y el tratamiento de la anemia.

Los comentarios están cerrados.