¿EL ALCOHOL ENGORDA TANTO COMO DICEN?

El alcohol etílico o etanol se encuentra en las bebidas alcohólicas y en respuesta a la pregunta ¿cuánto engorda el alcohol?, empezaremos diciendo que 1 gramo de alcohol es equivalente a 7 kcal.

Las bebidas alcohólicas forman parte de nuestra dieta cotidiana desde hace miles de años. Casi todas las civilizaciones han incorporado diferentes productos alcohólicos a sus hábitos alimentarios (como el sake, el vino, la cerveza, el whisky, etc.) estando íntimamente ligado el consumo de alcohol a la cultura y las costumbres sociales de los diferentes pueblos. En definitiva, el consumo de alcohol tiene un componente social importante.

En el mercado existen distintas variedades de bebidas alcohólicas, las podemos diferenciar según su método de elaboración:

          · Bebidas fermentadas: Proceden de la fermentación de un azúcar como es el caso del vino (uva) o la sidra (manzana), o bien, fermentadas a partir de un almidón como es el caso de la cerveza (malta de cebada u otro cereal) o el sake (arroz).

          · Bebidas destiladas: Se consiguen a partir de la destilación de productos previamente fermentados como sería el caso del coñac, el ron o el whisky.

¿Mito o realidad?

¿Cuánto engorda el alcohol? y ¿El alcohol engorda? son dos preguntas muy frecuentes en la sociedad y para su aclaración y respuesta cabe explicar que el alcohol etílico, nos aporta 7 kilocalorías por cada gramo pero que el aporte calórico de una bebida alcohólica dependerá de su graduación.

Además, es importante saber que la ingesta de alcohol interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono, es decir el alcohol no puede almacenarse en el cuerpo, tiene que oxidarse para convertirse en energía y así eliminarse. Como el cuerpo lo primero que metaboliza es el alcohol, obtiene su energía necesaria y el resto de energía aportada a través de las grasas y los hidratos de carbono se almacena.

Otro factor a tener en cuenta es que las bebidas alcohólicas son fuente de calorías vacías, esto es que aportan mucha energía pero pocos nutrientes, carecen de micronutrientes como vitaminas y minerales que son beneficiosos para el organismo. A todo esto, hay que sumarle que los destilados presentan mayor graduación alcohólica que las bebidas fermentadas y que la mayoría de las veces se acompaña con algún refresco, zumo o jarabe, que aporta cantidades más elevadas de azúcar lo que hace que aumente su aporte calórico.

Todo esto puede impedir perder peso o dificultar mantener un peso saludable.

Por tanto, no es un mito, es una realidad que el alcohol sí engorda, pero hay que tener en cuenta que no todas las bebidas alcohólicas tienen las mismas calorías y engordan lo mismo, sino que cuanto mayor es la proporción de alcohol que tiene la bebida más calorías aporta.

El Vino

El vino es una bebida obtenida de la uva (especie Vitis vinifera), mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo. La fermentación se produce por la acción metabólica de levaduras, que transforman los azúcares del fruto en etanol y el gas en forma de dióxido de carbono. El azúcar y los ácidos que posee la fruta son suficientes para el desarrollo de la fermentación.

El vino tiene propiedades saludables y su consumo de forma moderada puede aportar beneficios a la salud. Entre los componentes del vino existen unas sustancias que se caracterizan por sus propiedades antioxidantes, se trata de los polifenoles.

Los polifenoles son unas moléculas que tienen acción protectora frente a algunas enfermedades cardiovasculares ya que combaten los radicales libres. Existen varias clases de polifenoles siendo los más conocidos los flavonoides y los estilbenos (como el resveratrol).

El vino es una de las bebidas que más se consume en el mundo y muchas personas toman esta bebida a diario acompañada de comidas o en ocasiones especiales.

En respuesta a ¿cuánto engorda el alcohol del vino?, aunque el vino es una de las bebidas alcohólicas que menos engordan, hay que tener en cuenta que, como cualquier alimento, contiene una serie de calorías a las que hay que prestar atención para mantener una dieta saludable. En el caso del vino las calorías dependen principalmente del contenido de alcohol, es decir, proceden de los hidratos de carbono liberados durante el proceso de fermentación, por lo que, de manera efectiva, las calorías que tiene el vino depende entre otras cosas del tipo de vino y el tiempo de maduración.

El vino provee al organismo de un aporte nutricional adicional y no aporta calorías vacías, pero no se puede afirmar que no engorda. Una copa de vino (100ml) puede aportar aproximadamente 75kcal.

La Cerveza

La cerveza es una bebida alcohólica elaborada a partir de azúcares obtenidos de cereales y otros granos (principalmente cebada y trigo), saborizada y aromatizada con lúpulo (entre otras hierbas y aditivos), que luego son fermentados en agua con levaduras del género Saccharomyces.

La cerveza posee propiedades nutricionales muy valiosas para el organismo. Atendiendo a su composición, algunas propiedades saludables de la cerveza son:

          · Hidratante por su contenido en agua: 93% de agua por lo que refresca e hidrata el organismo.

          · Su contenido en lúpulo facilita la digestión.

          · Diurética por su contenido en potasio: es rica en potasio y baja en sodio.

          · Antioxidante por su contenido en vitaminas: fuente de vitaminas del grupo B para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Los polifenoles protegen frente a enfermedades cardiovascualres y las vitaminas A, E, D y la levadura regeneran la piel.

          · Propiedades cardiovasculares por su aporte en vitamina B6 que favorece la producción de HDL (colesterol bueno).

          · Previene enfermedades óseas gracias al lúpulo y a la riqueza en minerales como el magnesio, silicio y fósforo que facilitan la fijación del calcio en el hueso.

          · Esencial para el sistema nervioso y la regeneración celular por el ácido fólico.

Respecto a cuánto engorda el alcohol de la cerveza, podemos decir que el aporte calórico puede variar según los distintos tipos de cerveza y su contenido en hidratos de carbono, pero oscila en torno a las 45kcal/100ml de la cerveza tradicional y las 17kcal/100ml de la cerveza sin alcohol.

Se recomienda el consumo de cerveza de forma moderada y aquellas personas que siguen una dieta, deberán calmar su sed con agua o con una infusión y solo en ocasiones puntuales, optar siempre por cerveza sin alcohol.

Todos los beneficios mencionados se incluyen en una dieta equilibrada y en un consumo moderado de cerveza, ya que la ingesta de alcohol en exceso siempre repercute de manera negativa en nuestra salud y calidad de vida.

El Vodka

El Vodka es una bebida que tiene su origen entre Rusia, Eslovenia y Polonia. Es una bebida destilada, y es una de las bebidas alcohólicas más populares del mundo. Se realiza básicamente de agua y etanol, junto con unos reducidos condimentos. Se produce generalmente por medio de la fermentación de granos y otras plantas ricas en almidón, como centeno, trigo, remolacha o patata. El contenido de alcohol del vodka se encuentra entre 30% y 50% por volumen.

Un vaso de Vodka combinado con una bebida tónica equivale a unas 95 calorías.

Ginebra, Whisky o Ron

          · La ginebra es un aguardiente del grano del maíz, centeno o cebada principalmente. Primero tenemos una primera fermentación de los jugos del grano y posteriormente se destila obteniendo un aguardiente que se aromatiza con bayas de enebro normalmente.

La oscilación en contenido alcohólico de las ginebras hace que cada gin tonic sea un mundo, pero un gin tonic elaborado con cualquiera de las ginebras más populares en el mercado, tendría más o menos, unas 195 calorías (115 por parte de la ginebra y 80 por parte de la tónica).

          · El whisky es una bebida alcohólica, que se obtiene por destilación de un mosto de cereales fermentados. Algunos de estos cereales son el trigo, la cebada, el maíz y el centeno. Posteriormente, el whisky se envejece en barriles de madera que son, tradicionalmente de roble blanco. Su graduación oscila entre los 35º a 50º.

El proceso de obtención del whisky más conocido es la destilación del malteado y fermentación de cereales (granos) en variadas proporciones. En estos barriles se limpia la malta (cebada) y se remoja en agua por varios días, dejándola germinar. Posteriormente se seca y tuesta, una vez tostada pasa por una molienda, para luego ser mezclada con agua y extraer sus azúcares (preparación del mosto). Este mosto se fermenta con levaduras, y se destila, obteniéndose así el whisky.

En este caso, un wiski con cola, que es la combinación más típica con esta bebida alcohólica, tendría una 210calorias (105 por parte del whisky y 105 por parte del refresco).

          · El ron se obtiene de la destilación de las melazas y/o jugos fermentados de la caña de azúcar. Alcanza 80º de contenido alcohólico, pero se rebaja añadiendo agua destilada. Este licor generalmente se añeja en barricas por periodos de tiempo diverso.

En referencia a cuánto engorda el alcohol de las bebidas destiladas, según lo que hemos visto, podemos decir que casi todas tienen los mismos componentes nutricionalmente hablando, no hay realmente una gran diferencia entre vodka, ginebra, whisky o ron. Son bebidas alcohólicas que no contienen proteínas, ni carbohidratos, ni grasas, ni azúcares, ni fibras, aportando entre unas 220 y 250 kilocalorías/100ml a la dieta. Pero las calorías dependerán de la graduación alcohólica de la bebida y de la cantidad que se beba de ella. Entre sus escasos nutrientes se pueden encontrar las vitaminas B1 y B2.

A parte de cuánto engorda el alcohol, debemos tener en cuenta que se trata de un compuesto tóxico para nuestro organismo, ya que puede conllevar a diferentes enfermedades provocando un gran impacto en términos de salud. La OMS ha advertido de la magnitud de los problemas de salud pública asociados al consumo de alcohol:

          · Interfiere en los procesos de aprovechamiento de los nutrientes y provoca una disminución del apetito, lo cual ayuda a que se agraven las conductas de la drunkorexia (dejar de comer para beber alcohol).

          · Desarrollo de obesidad, hipertensión arterial, hipertrigliceridemia, enfermedades hepáticas, gastritis, cáncer de estómago y esófago.

En una dieta de control de peso es importante tener claro cuánto engorda el alcohol y que sí engorda. Algunos consejos que os damos desde Mel i Salut son:

          · No calmes tu sed con bebidas alcohólicas.

          · El vino y la cerveza conservan nutrientes saludables (tienen poco alcohol).

          · Las bebidas destiladas suman muchas calorías (con la destilación se aumenta el grado de alcohol).

          · Cuidado con la mezcla de destilados y bebidas ricas en azúcares como zumos envasados, refrescos azucarados, etc. (las calorías de los azúcares se suman a las del alcohol).

          · Bebe con moderación y controlando las cantidades.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados