EXFOLIANTE CORPORAL DE MANGO Y MIEL

A menudo prestamos mucha atención a aquellos órganos o sistemas de los que pueden derivar multitud de enfermedades más habituales, pero no tenemos en consideración a nuestra piel, uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo.

Nuestra piel es un órgano más, hay que cuidarlo y mimarlo, para mantenerlo en el mejor estado posible y evitar así enfermedades y mejorar nuestra apariencia estética. Por eso, hoy os vamos a hablar de un exfoliante casero, que podemos elaborar de forma muy sencilla, utilizando ingredientes que podemos encontrar de manera habitual en cualquier sitio.

Para poder adentrarnos en este post, en primer lugar debemos comentar que la exfoliación es un proceso que nos ayuda a eliminar las células muertas que se acumulan día a día en nuestra piel y que pueden obstruir los poros. La exfoliación nos permite abrir estos poros, así la piel recibe el oxígeno necesario y por lo tanto permite una mejor penetración de los productos. Además, con este proceso estimularemos nuestra circulación y regeneraremos el tejido.

¿Por qué exfoliar tu cuerpo con Miel?

La miel es un alimento con muchas virtudes y propiedades, lo que la convierte en un ingrediente importantísimo y esencial para la cosmética casera y sobre todo para utilizar como exfoliante casero:

          · Al tener una cantidad importante de vitaminas y minerales, la miel nos ayudará a nutrir nuestra piel en profundidad. Por ello, es un ingrediente imprescindible a utilizar en pieles secas.

          · Los antioxidantes de la miel van a preservar nuestra piel del envejecimiento y aportarle mayor luminosidad.

          · Las enzimas naturales de la miel nos permitirán hacer una limpieza de la piel librándola de posibles toxinas.

          · Al integrar en su composición sustancias antibacterianas, es perfecta para usarla en pieles grasas o con tendencia al acné, ya sea facial o corporal.

¿Qué beneficios aporta el Mango?

Son ampliamente conocidos los beneficios del mango para nuestra salud, por su contenido en fibra, en antioxidantes, en vitamina A, como favorecedor de digestiones… Todas estas ventajas que hacen tan atractivo su consumo, además de su sabor, las podemos utilizar para maximizar el aspecto de nuestra piel:

          · El contenido en vitamina A, nos va a aportar luminosidad y va a nutrir nuestros tejidos, sobre todo en aquellas zonas con manchas o cicatrices. Además, esta vitamina nos ayudará a deshacernos de las células muertas más fácil y rápidamente.

          · Al igual que la miel, el mango es rico en antioxidantes, lo que, combinado al efecto rejuvenecedor de la miel, hará que nuestra piel luzca maravillosa.

          · Tiene propiedades astringentes, es decir, eliminar la grasa de la piel, por lo que es perfecto para pieles grasas.

¿Qué necesito y cómo lo hago?

Para que podamos exfoliar nuestra piel, es necesario que alguno de los ingredientes que empleemos tenga una textura granulosa, que opondrá resistencia a su paso por la piel, favoreciendo así la eliminación de toxinas, células muertas etc.

Es por ello que os proponemos dos recetas distintas para este exfoliante casero de mango y miel, en el que o bien el mango es el responsable de estos gránulos, o bien lo es la miel:

· 1ª Receta:

          · Ingredientes: un hueso de mango y miel.

          · Elaboración:

· Triturar el hueso del mango hasta que quede en partes muy pequeñas (casi que parezca polvo) y mezclarlo con una miel líquida.

· Al incorporar a la miel estos gránulos del hueso de mango, favoreceremos la hidratación y exfoliación.

· Para este exfoliante casero de uso corporal, las mieles más idóneas que podemos utilizar son:

          · Miel de Fresa por su gran capacidad antioxidante.

          · Miel de Tomillo por sus propiedades antibacterianas.

          · Miel de Brezo, encina o aguacate: por el aporte extra de minerales a nuestra piel.

· 2ª Receta:

          · Ingredientes: la pulpa de un mango y miel cruda.

En este caso, el ingrediente que permitirá la exfoliación será la miel cruda, ya que tiene una textura aterrosada, debido a los cristales que se forman naturalmente en la miel que no ha sido tratada de ninguna manera.

          · Elaboración:

· Batir la pulpa del mango, hasta una textura pastosa y mezclarla con la miel cruda.

· Obtenemos un exfoliante perfecto y 100% natural para limpiar y rejuvenecer nuestra piel.

·Para esta otra receta de exfoliante casero, las mieles que podemos emplear son tanto la Miel de romero cruda como la Miel de azahar cruda.

Como podéis ver, cualquiera de las dos recetas es sencilla, natural y nos va a permitir nutrirnos, iluminar nuestra piel y darle mucha más suavidad… ¡y todo con ingredientes de andar por casa!

¿Cómo lo aplico?

          · Primero, es necesario humedecer la piel, ya sea en la ducha o la bañera y acto seguido, con la piel ligeramente húmeda empezaremos a aplicar nuestro exfoliante por todo el cuerpo, suavemente, con movimientos circulares durante unos 5-10 minutos. Este tiempo será suficiente para poder eliminar toda la piel muerta que tengamos.

          · Si además queremos todavía un efecto aún más exfoliante, podemos, una vez aplicado el exfoliante natural que hemos hecho, darnos también con una esponja vegetal.

          · Por último, aclararemos todo el cuerpo con abundante agua. ¡Y ya tendremos nuestra piel totalmente limpia, suave y luminosa!

¿Cuándo lo aplico?

Este ritual podemos hacerlo con cierta frecuencia dependiendo del tipo de piel que tengamos. Las pieles grasas necesitarán una mayor exfoliación, con una frecuencia de unas 2 veces por semana; mientras que las pieles más secas, con una vez cada 15 días será suficiente.

Este exfoliante casero es perfecto para todo tipo de piel ya que nos permitirá proteger y renovar nuestra piel sin ningún tipo de problema.

Hasta aquí nuestro post de hoy, esperamos que podáis sacarle el máximo partido a estas dos recetas y dejar vuestra piel con la mayor suavidad y luminosidad posible.

Una vez más, os invitamos desde Mel i Salut a que paséis por nuestras tiendas para haceros con la miel perfecta para vuestra piel, ya que podréis elegir la que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados