GIMNASIA PARA MI BEBÉ

En la niñez, el niño se ve obligado a llevar a cabo un permanente proceso evolutivo pasando por cada una de las etapas de crecimiento y desarrollo. Se adquiere madurez, autonomía, nuevos aprendizajes y se fortalece el proceso activo de interacción en su entorno.

¿Qué efectos positivos tiene la gimnasia para mi bebe?

La gimnasia adaptada al bebe, es perfecta para ejercitar a los más pequeños. Además de mejorar la coordinación, el equilibrio y la tonicidad, tiene ventajas psicológicas que fomenta la relación entre los papas y el niño.

Los ejercicios favorecen el equilibrio y mejoran su coordinación. El bebe tarda tiempo en darse cuenta de la movilidad que puede tener su cuerpo y que está formado por brazos y piernas, que él puede mover de forma independiente. La gimnasia le ayuda a tomar consciencia de su esquema corporal.

Uno de los principales beneficios de la gimnasia para el bebé es el desarrollo de su autoestima. A medida que tengan un mayor control sobre su cuerpo ganará confianza en sí mismo, desarrollando así su fuerza, tono muscular, equilibrio y capacidad para realizar otras tareas más complejas.

La gimnasia también favorece su desarrollo cognitivo. Las actividades físicas apoyan el proceso de maduración y de aprendizaje intelectual, afectivo y psicomotriz del bebé, estimulando su curiosidad y su capacidad de observación. De esta forma, el niño se siente cada vez más preparado para explorar y conocer el mundo que le rodea.

Mejora su salud. Aporta beneficios al sistema digestivo, inmunológico y circulatorio del bebé.

La gimnasia prepara al bebé para otras actividades fundamentales de su desarrollo como gatear, saltar o caminar.

¿Cuáles son los mejores ejercicios de gimnasia para un bebe?

Es importante realizar movimientos de los brazos y piernas del bebé, moverlos hacia arriba y hacia abajo, abrirlos y cerrarlos, de igual manera hacerlo con sus piernas y complementar el ejercicio doblándolas y estirándolas con cuidado. Realizarlo de 5 a 6 veces.

Según la edad del niño y su desarrollo, serán adecuados unos u otros ejercicios. Por ejemplo, en el caso de los bebés de entre cuatro y diez meses, que todavía no gatean, los ejercicios deben centrarse en fortalecer la musculatura de los brazos y las piernas, y en tonificar el cuello, la espalda y la zona abdominal, ya que se están preparando para gatear. Acuéstale boca arriba y extiende sus brazos con delicadeza hacia abajo, arriba y a los lados, luego crúzalos sobre su pecho. Deja el brazo derecho arriba y el izquierdo abajo y viceversa. También puedes acostarlo boca abajo, apoyado en sus antebrazos, sobre una superficie dura. Colócate detrás de él y llama su atención con un juguete, intentando que gire hasta quedar boca arriba. Otro ejercicio puede ser que lo sientes en el suelo con las piernas y los brazos extendidos, sin que apoye las manos en el suelo. Empújale ligeramente por los hombros hacia los lados, tratando de que use sus manos para no caerse.

Para los bebés que ya gatean, la gimnasia debe centrarse en trabajar el equilibrio para conseguir que se pongan de pie con más facilidad. Para enseñarle a ponerse de pie, primero ponle de rodillas y permítele agarrarse de ti o de algún soporte. Después, ayúdale a adelantar y apoyar un pie y luego el otro. Ayúdale a dar sus primeros pasos sujetándole con las dos manos, luego con una sola y pídele que camine. Posteriormente puedes ponerlo de pie y anímale a caminar. Pon un juguete a cierta distancia para que vaya hacia éste. Premia su esfuerzo.

¿Cuándo debemos ponerlos en práctica?

La estimulación temprana se puede empezar a desarrollar a partir de los 2 meses de edad o incluso antes. Es recomendable realizar las actividades en un ambiente tranquilo y seguro.

Es interesante siempre que se premien los resultados obtenidos, pero si por el motivo que sea el bebe no quiere hacer las actividades, no fuerces su respuesta, ya habrá otro momento que este mas predispuesto.

Es importante que participen ambos padres o aquellas personas encargadas del cuidado diario en la estimulación del bebe para fortalecer ese vínculo tan importante.

Para que se obtengan todos los beneficios que la gimnasia puede aportarle al bebé, las actividades deben realizarse diariamente o por lo menos tres veces a la semana. Además, se han de repetir las series de ejercicios por lo menos cinco veces.

Una buena opción es que acompañes las actividades con música, canciones y juegos, para que así el bebe identifique que es un momento divertido y especial en el que lo va a pasar bien. Ten en cuenta que el mejor momento para estimularles es cuando están despiertos y tranquilos. Lo ideal es que antes de comenzar con la gimnasia del bebe, dejes pasar 30 minutos después de que haya comido.

Puedes aprovechar las actividades diarias como la alimentación, el baño, el juego o el vestirle, para estimular al bebe. Cualquier actividad cotidiana es un buen ejercicio de estimulación y que puede servir de aprendizaje para el bebe. Diseña tus propios instrumentos para los ejercicios, no necesitas gastar para estimularle.

Beneficios emocionales para los papis y para los peques

Los beneficios que aporta la gimnasia para el bebe y para los papis son evidentes y positivos para ambos.

          · Uno de los más importantes es que fortalece su unión. Hay que estar cerca del bebé mientras juega y se divierte, abrazarle, felicitarle, sonreírle, hablarle y decirle lo bien que lo hace, así, contribuiremos a su desarrollo pleno y al cuidado de su salud.

          · Se desarrollan las habilidades sociales y lingüística del niño, haciendo que sea más independiente y se relacione con los demás niños cuando sea el momento.

          · También se estimula el crecimiento emocional, intelectual y sensorial, además de ejercitar la memoria del bebe. Ayuda a desarrollar y potenciar las funciones cerebrales de los niños en los planos intelectual y afectivo.

          · La estimulación temprana ayuda a desarrollar las emociones y la inteligencia del bebe. Debemos integrar estas actividades a su juego diario. Mente sana, cuerpo sano. Como ya hemos visto, los juegos y ejercicios repetitivos no aportan solo beneficios físicos.

¡Anímate y diviértete con tu bebe mientras le ayudas a crecer en muchos sentidos!

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados