LA GASTRITIS

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es una alteración que se produce en la mucosa gástrica que recubre las paredes del estomago, concretamente la gastritis se produce cuando se origina una inflamación en el revestimiento del estomago.

La gastritis puede ser aguda si se produce durante un periodo corto de tiempo o volverse crónica si se prolonga durante meses e incluso años.

¿Qué la produce? ¿Cómo puedo prevenirla?

La gastritis puede ser producida por muchísimos factores, algunos de ellos son: el consumo excesivo de alcohol, comer alimentos picantes y/o condimentos alimenticios muy fuertes, usar durante un tiempo prolongado AINE´S (antiinflamatorios no esteroideos, como por ejemplo el ibuprofeno), haber tenido alguna infección bacteriana como la Eschericha coli, la salmonella o helicobactory pylori, ciertas enfermedades como la anemia megaloblástica (perniciosa), reflujo biliar crónico o enfermedades autoinmunológicas. Otro factor que pueden desencadenar gastritis es el estrés continuado y el tabaco, que hoy en día suele ser hechos bastante comunes.

Para prevenir la gastritis sobre todo debemos llevar una alimentación variada y equilibrada, para no alterar la mucosa gástrica del estomago.  Para ello debemos evitar los alimentos excesivamente picantes, así como el café y el alcohol, también ingerir bebidas demasiado calientes o demasiado frías, ya que pueden irritar la mucosa gástrica.

La gastritis, como hemos comentado anteriormente, también se puede originar por un estrés continuado, por lo tanto es conveniente y positivo que, si padecemos de estrés, realicemos actividades como el yoga que nos ayuden a relajarnos. Y por supuesto, otro de los factores para prevenirla es evitar fumar y evitar la toma continuada de medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos como la aspirina.

¿Qué alimentos debo evitar y cuales debo tomar?

Los alimentos que debemos de evitar si se padece de gastritis son los lácteos ricos en grasa, la nata y la leche entera, en cambio estos alimentos si se pueden sustituir por leche desnatada o semidesnatada, queso fresco o yogures desnatados. Evitaremos también las frutas poco maduras y sobre todo los cítricos como la naranja, el pomelo o el limón, ya que debido a su acidez pueden provocar irritación en la mucosa gástrica. Tampoco sería conveniente tomar carnes demasiado grasas como el embutido o el cordero, los cuales podemos sustituir por carnes blancas como el pollo, el pavo o el conejo. Igualmente debemos evitar tomar bollería y pastelería industrial como croissants, bollos o galletas rellenas de chocolate. Y como ya hemos comentado, debemos evitar el café, el té, las bebidas con gas y las bebidas azucaradas. Tampoco se deben de tomar salsas o condimentos demasiados picantes, ni cubos concentrados saborizantes. Por último, tomar mucho chocolate puede producir un exceso de secreción gástrica y con ello irritación y dificultad a la hora de realizar la digestión.

En cambio, los alimentos que si debemos de tomar y que suelen ser muy bien aceptados cuando se tiene gastritis son: el huevo, el pescado blanco, las carnes magras blancas, las verduras cocidas o en puré, la fruta madura, al horno o en compota, etc. Otra opción muy recomendable si se padece de gastritis es tomar alimentos que contienen probióticos como el kefir, kimchi, kombucha, chucrut o col fermentada etc.

En definitiva, debemos de realizar una dieta antiinflamatoria, tomar alimentos que contengan probióticos o en su lugar tomar algún suplemento de probióticos y excluir de la dieta alimentos demasiados grasos, picantes o azucarados. Otra de las cosas que merecen especial atención si sufrimos de gastritis es la forma de cocinar, ya que debemos eliminar los fritos y rebozados y optar por preparaciones culinarias como el hervido, horno o papillote. También es muy importante que comamos poco volumen de comida, repartidas en 5 o 6 tomas. De igual manera se debe de comer despacio, con tranquilidad y masticando muy bien los alimentos.

Los mejores complementos dietéticos naturales contra la gastritis

El jugo de aloe vera es un buen aliado si se padece de gastritis ya que tiene propiedades antiinflamatorias y digestivas, por lo cual, el aloe vera nos puede ayudar a paliar la sintomatología de la gastritis. Se debe de tomar de 15 a 30ml, tanto por la mañana como por la noche.

Otra alternativa podría ser tomar infusión de regaliz. Una manera muy sencilla y rápida de preparar la infusión es hervir 10g de regaliz seca en un litro de agua durante 10 minutos, luego dejarlo reposar durante 20 minutos. Seguidamente deberemos tomar la infusión dividida en 3 dosis, que se deben de ingerir después de cada comida.

Otra opción sería tomar probióticos. Los probióticos son unas bacterias beneficiosas para nuestro organismo (lactobacillus, bifidobacterium, Bacillus, streptococcus, etc..) que nos ayudarán a aumentar nuestras defensas, mejorar la gastritis bacteriana y con ello su sintomatología.

El te de jengibre también nos puede ayudar en el tratamiento de la gastritis. Para este té, podemos utilizar tanto la raíz de jengibre, como el jengibre en polvo. Debemos de poner 1 litro de agua a hervir y echar una cucharada de jengibre en polvo. Lo dejaremos hervir durante 8 o 10 minutos y a continuación lo dejaremos reposar hasta que el agua esté tibia. Seguidamente lo colaremos y beberemos el té. Se aconseja tomar 3 veces al día.

Y por último si la gastritis se ha producido por la infección de la bactería helicobactory pylori, lo mejor será tomar un poco de agua templada con miel de manuka, ya que podría ayudar a contrarrestar significativamente la infección bacteriana, debido a que la miel de manuka tiene propiedades altamente antibacterianas.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados