LA MIEL DE ALMEDNRO

Características de la Miel de Almendro

Cuando la primavera se acerca, la flor del almendro es de las primeras que florece y embellece, con su blanca flor y su dulce aroma, todo el paisaje de la península, especialmente en las zonas de Alicante, Tarragona y Murcia.

La miel que las abejas obtienen gracias al polen de estas flores, es la conocida Miel de Almendro, una miel deliciosa y dulce, que recuerda por su sabor, a la almendra cruda, con un pequeño toque amargo. Su aroma es persistente y floral, y al igual que su sabor también recuerda al olor de la almendra cruda con una base de romero. El color de la miel de Almendro, al igual que todas las mieles, dependerá de la zona en la que se recolecta, pero su tonalidad suele ir desde el amarillo claro hasta el blanco, siendo muy parecida por su tonalidad a la miel de Romero. Además, es una miel de cristalización lenta y en cristales muy fina.

 

Propiedades de la Miel de Almendro

Entre sus mayores beneficios, podemos decir que la miel de Almendro ayuda con las malas digestiones, ya que es una miel pobre en sacarosa, en provecho de la glucosa y la fructosa. Es una miel beneficiosa para el hígado, que favorece la circulación de la sangre y que, al ser antiséptica, antibacteriana y antifúngica, ayuda a evitar y paliar los efectos de los resfriados o de las infecciones en las vías respiratorias.

Esta miel por su sabor y sus características, podremos utilizarla tanto para la elaboración de alguna receta dulce y original como los raviolis con queso, pera y miel de almendro que elaboró hace un tiempo Merceditasbakery, o como condimento de una rica salsa que acompañe a cualquier tipo de carne.

 

Los comentarios están cerrados.