MIEL DE BOSQUE PARA EL DOLOR Y LA IRRITACIÓN DE GARGANTA

Las epidemias de invierno

Generalmente, todos los años ocurre una epidemia estacional de gripes y resfriados. En invierno solemos vernos afectados en algún momento de alguna de estas dolencias.

Los síntomas más comunes son dolores musculares, fiebre elevada, cefalea, dolor e irritación de garganta, tos, debilidad y cansancio. Todo ello puede ir acompañado de congestión nasal, estornudos y rinorrea o goteo nasal.

Aunque el resfriado es una enfermedad menor y de duración relativamente corta, la intensidad de los síntomas puede ser variable y éstos deben ser tratados lo antes posible. De ello dependerá la evolución y consecuencias del resfriado sobre el estado de salud general. Por ello, es recomendable tener a mano productos de la colmena como la miel, el propóleo, la jalea real o el polen de flores en estos meses de frío, para prevenir o tratar los síntomas catarrales.

 

La Miel de Bosque

La Miel de Bosque se caracteriza por ser una miel no nectarífera, ya que no procede del néctar floral como ocurre con otras mieles, sino de soluciones azucaradas que existen en algunos árboles como en las encinas, robles, castaños y alcornoques de España.

A este tipo de miel se le denomina mielato, mielada o rocío de miel y es especialmente rica en polifenoles, sustancias altamente antioxidantes. Además, se caracteriza por ser una miel con un alto contenido en sales minerales.

La miel de bosque es ideal para prevenir y tratar los síntomas respiratorios propios de la gripe, el catarro y el resfriado común. El tratamiento más apropiado en estos casos es el sintomático, es decir, tomar medidas para mejorar el estado general y disminuir los molestos síntomas.

Te recomendamos que utilices la miel de bosque para prevenir y tratar el dolor y la irritación de garganta. Asegurar el aporte de antioxidantes y sales minerales que la miel de bosque te ofrece, es sinónimo de buen funcionamiento del sistema inmune. Su elevada concentración en polifenoles se traduce, entre otras cosas, en una reducción significativa de la frecuencia de infecciones víricas y bacterianas causantes de dolor de garganta.

Combina estas sencillas medidas con el uso frecuente del propóleo, una sustancia natural con una elevada eficacia analgésica, antiinflamatoria y antibiótica. Además, es muy recomendable que utilices adaptógenos como la jalea real o el polen de flores para recuperar las fuerzas por completo y mantenerte fuerte, saludable y optimista.

 

Los comentarios están cerrados.