NO DESCUIDES TU MIRADA

Según la Real Academia de la Lengua Española, la vista se define como el sentido corporal con que los ojos perciben algo mediante la acción de la luz. La vista es uno de los sentidos más importantes que tenemos ya que nos permite conocer e interpretar el medio que nos rodea, adaptarnos a él, establecer relaciones con este, etc. Es por ello que en el artículo de hoy queremos acercarnos un poco más a este sentido, conocer brevemente por qué se da y cómo podemos cuidar nuestra vista a través de nuestra alimentación.

La visión es un fenómeno muy complejo basado principalmente en que una señal luminosa incide sobre la retina, que es una capa que forma parte del ojo y que es muy sensible a la luz, lo que genera unos impulsos eléctricos que son conducidos por el nervio óptico hasta el cerebro, en el que la sensación visual se percibe y es interpretada. El sentido de la vista es el más evolucionado, el más valioso y preciado en general y se da gracias a la presencia del ojo, órgano especializado en percibir la luz y gracias al cual podemos obtener información de movimiento, color, forma, distancia y posición de todo lo que nos rodea.

Mantén tus ojos sanos, con una buena salud ocular

Los ojos son el órgano esencial de la vista y por tanto tenemos que tener en consideración los siguientes puntos para un correcto cuidado de la vista:

· Un correcto descanso y horas de sueño adecuadas.

· Uso habitual de gafas de sol en el exterior.

· Acudir regularmente al especialista para controlar la visión y los ojos.

· Comer determinados alimentos que son buenos por su contenido en vitaminas y minerales como las frutas, las verduras y el pescado (este punto lo desglosaremos más ampliamente en apartados posteriores) o recurrir a suplementos si es necesario.

· Utilizar gafas especialmente recomendadas para ver o trabajar con pantallas y hacer descansos periódicos.

· Hidratar los ojos con frecuencia (lágrimas artificiales, solución salina fisiológica…).

· Gafas de protección específicas (soldaduras, deportes, trabajo en laboratorio…) en determinadas profesiones y actividades.

· Es importante para aquellos que lleven lentillas, no usarlas más de 19 horas seguidas y no dormir ni nadar con ellas puestas.

· Limpieza facial antes de ir a dormir para eliminar restos de maquillaje, que puedan entrar en el ojo e irritarlo.

Estas recomendaciones son muy generales y sencillas de hacer, lo que garantiza que nosotros mismos podamos llevar a cabo gran parte del cuidado de nuestra vista.

Los Ácidos Grasos

A partir de los años 80 empezó a reconocerse la importancia de determinadas grasas, en concreto las poliinsaturadas, en la función visual y cerebral, tanto en niños como en adultos. Por tanto, en los últimos años se ha evidenciado la necesidad de los ácidos grasos Omega 3, concretamente del EPA (ácido eicosapentaenóico) y DHA (ácido docosahexaenóico) que nos van a ayudar en el cuidado de la vista.

Ya durante la gestación, los Omega 3 son componentes estructurales del cerebro y de las membranas fotoreceptoras de la retina. Es decir, tenemos que tener un consumo adecuado de estos ácidos grasos durante todas las etapas de la vida, y concretamente para un adecuado desarrollo del feto durante la gestación, ya que el feto tiene dificultades para convertir ácidos grasos esenciales en poliinsaturados y por tanto deben ingerirse como tal a través de la dieta de la madre.

También durante la infancia y en edad de crecimiento, los ácidos grasos EPA y DHA mejoran la agudeza visual de los niños y mejoran la capacidad de respuesta de la retina a la luz, lo que nos lleva a una mejora cognitiva para integrar la información que se percibe del exterior.

Los Carotenoides

Estos compuestos son los responsables de los pigmentos rojos, naranjas y amarillos, en frutas y verduras. La importancia nutricional y dietética de estos compuestos radica en que la vitamina A es esencial para la visión nocturna ya que está involucrada en un correcto funcionamiento de la retina. Son los carotenoides los que permiten la formación de vitamina A en el organismo.

Existen más de 600 carotenoides en las plantas, pero solo nos interesan aquellos que tienen actividad provitamínica A (es decir, que en el organismo van a formar vitamina A) entre los que destacamos el beta-caroteno, el licopeno y la luteína.

Alimenta bien a tu vista

Para mantener un óptimo cuidado de la vista es muy importante consumir los siguientes alimentos, ya que son fuente de ácidos grasos poliinsaturados:

          · Semillas: lino, sésamo y chía.

          · Productos del mar: pescado, sobre todo los azules como el salmón y el atún. También los mariscos, que son fuente importante de estos compuestos.

          · Frutos secos: principalmente nueces.

          · Aceites vegetales: obtenidos a partir de productos mencionados anteriormente como aceite de nuez o de lino.

Como ya adelantábamos, los carotenoides están presentes en frutas y verduras y un consumo diario de vegetales como: brócoli, zanahoria, zumo de tomate, sandía y pomelo, nos ayudaran a conseguir una buena cantidad de estos compuestos y nos permitirán cuidar nuestra vista. Además, un déficit de vitamina A puede llegar a causar ceguera nocturna. También puede ser beneficioso un consumo diario de productos lácteos, ya que suelen ir enriquecidos en esta vitamina.

Lo ideal es que incluyamos estos compuestos tan beneficiosos para el cuidado de la vista a través de la alimentación. Ampliando el consumo de verduras a 2 raciones y 3 de frutas al día, es suficiente para cumplir con las necesidades de nuestro organismo. También es muy importante consumir pescado 2-3 veces a la semana, e intentar incluir frutos secos y semillas a diario en el desayuno, en ensaladas…

Es interesante incorporar nuevos hábitos que permitan tener una buena variedad alimentaria en la que formen parte todos estos alimentos que hemos comentado.

Sin embargo, el ritmo de vida actual puede dificultar que llevemos una vida organizada en torno a lo que comemos, y por tanto es posible que necesitemos suplementación de ácidos grasos poliinsaturados, que suelen consumirse en forma de perlas y se obtienen del salmón principalmente, aunque también está la opción para vegetariano/vegano, que serían perlas de lino. Y también suplementación de carotenoides en forma de comprimidos.

En Mel i Salut podemos asesoraros a cerca de productos alimenticios que nos permitan mantener un buen cuidado de la vista, así como complementos nutricionales. ¡Os esperamos en vuestra tienda más cercana!

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados