TU PESO IDEAL

El IMC

El (Índice de Masa Corporal) IMC es una fórmula que nos permite relacionar el peso corporal de una persona con su estatura. Consiste en dividir el peso, expresado en kilogramos, entre el cuadrado de la altura, expresada en metros. El inventor de la fórmula fue Lambert Adolphe Jacques Quételet, un astrónomo y matemático belga, por lo que también recibe el nombre de índice de Quételet.

Esta fórmula se utiliza para clasificar a los individuos según su masa corporal; por ejemplo, un valor por debajo de 18.5 significa que la persona tiene muy poca masa corporal, y tiene una considerable delgadez; por el contrario, cuando el valor del IMC supera 40 significa que la persona tiene un exceso de masa corporal (aunque esto no siempre se traduce en obesidad, como veremos después). El rango que se considera óptimo y donde estaría el peso ideal es de 18.5 a 24.9, aunque tiene un margen algo más amplio según la franja de edad de los individuos a valorar, ya que a más edad más proporción de grasa corporal poseemos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) elabora una tabla como la siguiente para clasificar el IMC en adultos.

Por otro lado, un valor de IMC por encima de 25 se suele asociar a sobrepeso u obesidad, y puede comportar algunos riesgos para la salud como el aumento de la presión arterial, del colesterol, los triglicéridos, así como desarrollar una resistencia a la insulina, lo que puede derivar en diabetes. El riesgo de padecer algunos tipos de cáncer también se ve aumentado, al igual que el de padecer alguna enfermedad cardiaca.

En el caso de los niños y niñas el peso ideal se calcula de otra forma, con tablas especiales para niños y otras especiales para niñas.

Más allá del IMC

Aunque el IMC es un buen indicativo del peso corporal, tiene algunas limitaciones como que:

          · No diferencia entre grasa y músculo.

          · No distingue entre hombres y mujeres, estas últimas presentan más cantidad de grasa en el cuerpo que los hombres.

          · No distingue entre edades, cuanto más mayor es la persona más cantidad de grasa tiene.

Por lo que, si tenemos en cuenta sólo este parámetro, podemos caer en valoraciones erróneas, ya que una persona puede tener un IMC de 23 y presentar un elevado nivel de grasa corporal debido a la falta de actividad física, o nos podemos encontrar con el caso de deportistas con mucha masa muscular y un alto nivel de IMC.

Por lo que para hacer una exploración corporal más completa aparte de medir el IMC, es aconsejable medir la grasa corporal. Esta se puede medir utilizando básculas específicas con sistema de bioimpedancia, utilizando fórmulas matemáticas o bien utilizando un plicómetro (aparato que mide pliegues cutáneos y las medidas se correlacionan con un porcentaje de grasa corporal).

En esta tabla podemos ver los valores comunes de grasa corporal en hombres y en mujeres:

También podemos ir más allá y medir la grasa abdominal, cuyo exceso en esa zona es más peligroso que en otras zonas del cuerpo, ya que al estar en la zona del tronco donde se encuentran la mayoría de órganos vitales puede producir alteraciones metabólicas como las comentadas anteriormente. Para calcular esta grasa visceral mediremos el perímetro de cintura: consiste en poner la cinta métrica por debajo de las costillas en un punto intermedio entre el final del esternón y el ombligo sin apretar, con el abdomen relajado y después de haber expulsado el aire.

Como pesarte en casa

La mejor rutina para pesarse de forma correcta y que sea lo más exacto posible es pesarse en ayunas y a primera hora de la mañana, después de haber evacuado y sin ropa. Lo ideal es pesarse una vez a la semana y a poder ser el mismo día de la semana y en la misma báscula. En el caso de la mujer puede haber fluctuaciones de peso a lo largo del mes según el momento del ciclo menstrual en el que se encuentre, ya que justo antes y/o durante la menstruación se puede aumentar de peso.

Las Kcal

Más que contar las kilocalorías de todos los platos, lo que debemos hacer es comprobar la calidad de los alimentos que compramos e ingerimos. Si elegimos alimentos naturales, no procesados y comemos alimentos variados y no en cantidades excesivas, no será necesario contar las calorías de todo lo que tomamos a lo largo del día. No obstante, tenemos que tener en cuenta que hay alimentos que, aunque sean vegetales son de naturaleza calórica como el aguacate, las semillas, los frutos secos y sus respectivos aceites; por tanto, son muy aconsejados por sus maravillosas propiedades, pero si queremos mantener el peso a raya, deberemos de tomarlos en su justa medida.

Conseguir tu peso ideal

Para calcular el peso ideal podemos aproximarnos utilizando aparatos medidores y/o fórmulas que calculan el IMC, siempre teniendo en cuenta otros factores como la complexión, la edad o la actividad física que se practica. Sin embargo, cada uno sabemos aproximadamente cuál es nuestro peso ideal, teniendo en cuenta todos los factores de los que hemos estado hablando anteriormente.

Para conseguir el peso deseado es imprescindible practicar ejercicio físico, cualquiera que nos guste, llevar una alimentación sana y equilibrada y seguir hábitos de vida saludables, ya que un factor sin el otro hará más complicado llegar a nuestro peso ideal.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados